El Ayuntamiento ofrece por primera vez en verano talleres para las personas mayores

El Ayuntamiento ofrece por primera vez en verano talleres para las personas mayores

Con el fin de ofrecer a las personas mayores una oferta atractiva para los meses de verano que ocupe su tiempo libre el Ayuntamiento de Salamanca ha programado por primera vez una programación de talleres abiertos. Se trata de una propuesta con la que se persigue ofrecer distintas y variadas ofertas a los mayores que no pueden asistir a actividades de carácter anual que requieren asistencia continuada.  

Estas actividades se celebrarán durante los meses de julio, agosto y septiembre en  los centros municipales Juan de la Fuente y Tierra Charra y se dirigen a personas con 60 o más años. Las temáticas que se ofrecen en esta programación de verano son cuatro: talleres de realización de helados, de postres de verano, de ajedrez y de juegos de mesa.

Los primeros se desarrollarán los días 20, 21, 22 y 23 de julio; los de postres el 24, 25, 26 y 27 de agosto, mientras que los de ajedrez y juegos de mesa se desarrollarán en el mes de septiembre. Todas las modalidades se realizarán en ambos centros municipales. Entre los contenidos que se abordarán en estas sesiones se encuentran la elaboración básica de helados caseros, decoración y presentación de los mismos así como consejos de conservación en buen estado. Además, los mayores tendrán oportunidad de adquirir conocimientos para elaborar y presentar postres de verano y para hacer atractivos estos platos saludables a los más pequeños de la familia.

Inscripciones

Para poder beneficiarse de estos talleres es necesario inscribirse previamente. La solicitud puede formalizarse en los centros municipales de mayores Tierra Charra y Juan de la Fuente desde el 8 de julio en el caso del taller de helados, a partir del 12 de agosto, para los de postres; y desde el 2 de septiembre para las otras dos propuestas.

Cabe destacar que estas propuestas municipales están encaminadas a fomentar en las personas mayores un envejecimiento activo a través de la ocupación del tiempo de ocio, transformando éste en un tiempo para el auto-cuidado, el aprendizaje, la creatividad y la cultura; y de forma paralela incentivar las relaciones personales y el desarrollo de la autoestima de los mayores. Además, la participación de las personas mayores en este tipo de programas propicia la proyección de una imagen activa y positiva de este colectivo tanto en el ámbito familiar como social.

Comentarios
Lo más