La lealtad y la igualdad de oportunidades, lo más valorado por los jóvenes

La lealtad y la igualdad de oportunidades, lo más valorado por los jóvenes
El Instituto de la Juventud de España (Injuve) ha hecho público el Informe Juventud en España. El estudio, que tiene una periodicidad cuatrienal, refleja la situación de las personas jóvenes en España (entre 15 y 29 años de edad) en aspectos como los valores, la economía, el empleo, la formación, la salud y el tiempo libre. El informe se ha elaborado en base a una encuesta específica con una muestra de 5.000 personas, así como con datos extraídos de una treintena de fuentes secundarias INE, CIS, Eurostat, etcétera.
 
En cuanto a los aspectos a los que la población juvenil da más importancia, destaca, en el ámbito privado, el entorno más afectivo más inmediato: los amigos y la familia. El 96% cita la amistad como aspecto importante y el 93%, la familia. Les sigue la salud, que es mencionada por un 92% de los encuestados. El dinero, el sexo y el aspecto físico quedan más relegados de lo que habitualmente se supone.
 
En la esfera pública, lo más importante para los jóvenes es, en primer lugar “ser leal a los amigos y a la gente próxima” y “la igualdad de oportunidades entre las personas”. Les siguen “ayudar a otros y preocuparse por el bienestar de los demás” y “cuidar el medioambiente”. Los asuntos de actualidad por los que los jóvenes sienten mayor interés son, por este orden, los avances tecnológicos, la igualdad de género y el medio ambiente. La inmigración, la política y la religión son los que suscitan menos interés. En este sentido, el interés por la política formal sigue estando por debajo de la media europea (26% en España frente al 34% en la UE).
 
Nuevas tecnologías y tiempo libre
 
Una de las principales conclusiones del Informe Juventud en España es la constatación de la presencia masiva de las nuevas tecnologías en la vida de los adolescentes y jóvenes. Hasta tal punto, que se la puede considerar la primera 'Generación Joven Globalizada', que se va constituyendo como consecuencia del uso masivo y muy temprano de las tecnologías de la información, de la comunicación y del conocimiento, más allá de las diferencias idiomáticas, culturales, políticas o económicas.
 
De acuerdo con la encuesta de Equipamiento de Tecnologías en hogares del INE, la presencia de Internet en el domicilio era en 2012 del 67% (frente al 31% de 2004) y el 96% de los hogares contaban con teléfono móvil (frente al 77% de 2004). El Informe destaca que los jóvenes, además, consideran esenciales estas tecnologías en la vida cotidiana. El 90% de los encuestados de 18 a 24 años creen que el teléfono móvil es “muy” o “bastante” necesario, frente a un 67% de las personas de entre 55 y 64 años. En cuanto a Internet, el 87% de los menores de 24 años la considera de este modo, frente a sólo el 44% de los encuestados de mayor edad.
 
Si bien “salir con amigos” es la primera actividad relacional, muy practicada, se ve complementada de modo creciente por el uso casi permanente de tecnologías de relación social. Prueba de ello es el importante aumento del uso de las redes sociales: en sólo tres años (de 2009 a 2011) ha pasado del 60 al 90% entre los jóvenes. El empleo de estas redes es superior entre las mujeres.
 
Familia y convivencia

En los últimos años se ha reducido sensiblemente la tasa de emancipación de los jóvenes (25% en 2008 frente a 20% en 2012). Sin embargo, no se ha producido un incremento significativo de la dependencia familiar, como podría esperarse de los efectos de la crisis. El 84% de los jóvenes que no tienen autonomía económica recibe ayuda de sus padres.

 
Los jóvenes emancipados viven mayoritariamente en pareja sin hijos. Sólo un 4,3% viven solos, y otro 5% en pisos compartidos. Tampoco suelen vivir con hijos, pues tienen pocos y a edades tardías, aunque manifiestan que desearían tener más.
 
La mayoría de los jóvenes (el 79% de la población entre 18 y 30 años) manifiesta su preferencia por la familia en la que ambos miembros de la pareja trabajan y comparten las tareas domésticas. Sin embargo, el 24% de los jóvenes entrevistados considera que es la mujer la que debe reducir el tiempo de trabajo para ocuparse del cuidado de los hijos.
 
Estado de salud y hábitos de vida
 
La salud de los jóvenes españoles es, en general buena, y así lo perciben. La mortalidad ha descendido de manera sostenida desde 1990, y los accidentes de tráfico se mantienen como primera causa de fallecimiento en menores de 25 años, causando casi la mitad de las muertes, con una prevalencia muy superior en varones. Aun así, la prevalencia de accidentes de tráfico ha descendido.
 
Pese al buen estado de salud general, la cuarta parte del grupo entre 16 y 24 años ha sido diagnosticada de alguna enfermedad crónica o de larga duración (alergias, asma, etc.). Los jóvenes aseguran tener información sobre salud afectivo sexual, y prueba de ello es el descenso en el número de embarazos no deseados. No obstante, aún persiste una proporción relevante de quienes realizan prácticas de riesgo. En cuanto al consumo de sustancias estupefacientes, ha descendido en todas las drogas a excepción del alcohol, incluidos tabaco, cannabis y cocaína.
 
Comentarios