Puente Ladrillo comienza su tradicional Semana de la Solidaridad con la simbólica plantación de un nogal

Puente Ladrillo comienza su tradicional Semana de la Solidaridad con la simbólica plantación de un nogal
Bajo el lema ‘Juntos hacemos barrio’, se llevará a cabo un festival de música, el Día de las Raíces y la Memoria, el Día de la Infancia, una mesa redonda de debate, actividades de ocio y entrega de premios. Este martes comenzó con la plantación de un árbol por parte de los vecinos del barrio

Los vecinos de Puente Ladrillo celebran su 53ª Semana de la Solidaridad. Con ello, el barrio recuerda que en 1964 los vecinos participaron abriendo una zanja para que fuera posible que el agua corriente llegara a las casas, se ayudaron en la construcción de sus viviendas y se pusieron en marcha las antiguas escuelas. Además, el 9 de febrero se inauguró la Iglesia y ésta es la fecha entorno a la que cada año se celebra la Semana de la Solidaridad.

Bajo el lema 'Juntos hacemos barrio', comenzó este martes con el Día de las Raíces y la Memoria. El primer acto fue la plantación de un árbol, un nogal, por parte de los vecinos del barrio, recuperando una tradición que ya se celebraba en la década de 1960. Por aquel entonces, cada niño plantaba un árbol que debía cuidar durante todo el año. De aquellos tan solo queda uno, según afirma Javier Pérez, vecino del barrio.

Esta iniciativa tiene un sentido de "seguir pensando que los barrios tienen que tener raíces, que es el pasado, y el futuro es el fruto", según comentó otro de los vecinos, Miguel Ángel Martín. Por ello se eligió una especie que dé frutos como es el nogal, para que todos los vecinos puedan disfrutar de las nueces. Antes de su plantación, niñas del barrio leyeron un manifiesto y los presentes pudieron depositar sus deseos en papel bajo la tierra que será testigo del florecer del nogal. 

Este mismo martes, además, también se pudo disfrutar de un encuentro intergeneracional en el Salón Parroquial donde se dio un repaso a la historia del barrio, con proyección de imágenes.

El jueves 9 de febrero será el Día de la Infancia. Habrá juegos y actividades con los niños y niñas que participen. De 17:30 a 19:30 horas en el Salón Parroquial. Uno de los platos fuertes de la semana es la mesa redonda, que tendrá lugar el viernes 10 de febrero a las 20 horas en el Salón Parroquial. Con el título “Juntos hacemos barrio” contará con la participación de la Asociación de Vecinos ZOES, la Concejalía de Participación Ciudadana y dos personas con un negocio tradicional en el barrio. Se repartirá una chocolatada entre los asistentes.

El sábado 11 de febrero a las 16 horas será la Marcha Solidaria con salida de la calle Juan Manso, junto a la Iglesia. Al acabar la marcha, un encuentro festivo en el Centro Parroquial. El domingo 12 de febrero es el día grande. A las 10 horas habrá una alborada por las calles del barrio. A las 11:30 horas la Misa Castellana. A las 12 horas el Pregón de la Solidaridad a cargo de Sebastiana del Brío (Chani). A continuación, se otorgarán los Premios Solidaridad 2017 a personas o colectivos que realizan gestos solidarios. Todo ello amenizado por un grupo de música tradicional. El broche de oro que pone fin al programa será la Comida de la Amistad, a las 14:30 horas en La Casa de la Iglesia, en Calatrava.

Manifiesto por el Día de las Raíces y la Memoria

"En la vida, todos somos sembradores, nadie vive sin sembrar, y es por eso que, desde este barrio, hoy, en este Día de las Raíces y la Memoria del barrio de Puente Ladrillo, queremos plantar un árbol que recoja deseos, deseos de vida en común, colectiva y de estar vinculados a un barrio en el que la solidaridad es una de sus señas de identidad. 

¿Y por qué un árbol? Porque en algún momento fue solo una semilla, y como dice Khalil Gibran 'solo la semilla que rompe su cáscara es capaz de atreverse a la aventura de la vida'. Y porque tiene raíces, que funcionan como sostén de la tierra que pisamos y de la cual formamos parte. Y porque un árbol cumple muchas misiones, todas importantes para la vida e los seres vivos, para algunos sirve de cobijo y de alimento, para otros de sombra y disfrute. Y a los más pequeños les sirve incluso para jugar al escondite.

Por estamos convencidos de que las semillas que plantemos durante esta semana florecerán en los corazones de aquellos que se irán contagiando en esta aventura mágica de hacer barrio juntos".

Comentarios
Lo más