Los médicos piden al nuevo ministro que aumente el presupuesto de la sanidad pública

Los médicos piden al nuevo ministro que aumente el presupuesto de la sanidad pública

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) enviará en los próximos días al nuevo ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, su propuesta sobre la necesidad de llegar a una nueva financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS), aprobada por su comité ejecutivo a finales del pasado mes y en la que se contempla el incremento de la aportación del Estado hasta como mínimo el 7,5% del PIB, así como una batería de medidas encaminadas a optimizar el gasto y favorecer por tanto la sostenibilidad de este servicio esencial para los ciudadanos. Otra petición de la organización sindical de los médicos españoles es que el nuevo ministro lidere, de una vez, la gobernanza del SNS a través del Consejo Interterritorial, donde tienen asiento los consejeros de todas las comunidades autónomas y que hasta ahora ha demostrado ser muy poco operativo, particularmente en materia de recursos humanos.

La mayor capacidad resolutiva de este órgano de gobierno del SNS resulta clave para desarrollar los acuerdos firmados en julio del pasado año en La Moncloa con el Foro de la Profesión Médica, del que es miembro fundador la CESM, y cuyas líneas básicas son la necesidad de llegar a un Pacto de Estado para que la Sanidad deje de ser un arma arrojadiza en la confrontación entre los partidos, la apuesta por un modelo de Sanidad con gestión pública y financiación suficiente, evitar nuevos recortes salariales, reconocer el singular papel del médico en la asistencia sanitaria y darle mayor protagonismo en la gestión de la misma y crear un foro de diálogo permanente a través del Foro de la Profesión Médica para tratar los asuntos que nos conciernen directamente a los facultativos.

Otros temas pendientes

- Exigir una normativa básica estatal en cuestiones relevantes (acceso a plazas, jornada, salario base, formación, carrera profesional, etc.) que tenga el suficiente rango legal para imponerse en todo el SNS.
- Desarrollo de la gestión clínica, tal como la concibe lo Confederación y como alternativa a las tentaciones privatizadoras.
- Compensar con carácter de urgencia al médico por las pérdidas retributivas acumuladas durante estos últimos cuatro años.
- Empleo estable y sacar a concurso todas las plazas vacantes para reflotar las plantillas.
- Reestablecer la Carrera Profesional, desvirtuada, cuando no anulada, en el transcurso de estos años de crisis. Homogeneizar sus parámetros y abrirla a todos los médicos con independencia de su estatus laboral.
- Recuperar el papel que llegó a tener en los años ochenta la Atención Primaria como puerta de acceso al sistema sanitario. Hay que dotarla de más recursos y dignificar la labor los profesionales que trabajan en ella, en el bien entendido de que potenciar este primer eslabón contribuirá a modular y racionalizar tanto la demanda como el gasto de la sanidad pública.

 

Comentarios
Lo más