"Ciudadanos tiene el programa que más puede hacer crecer a España"

"Ciudadanos tiene el programa que más puede hacer crecer a España"

El cambio político llegó a Castilla y León en mayo de 2015 con nuevos partidos que entraron a las Cortes después de las elecciones. En Salamanca, Ciudadanos consiguió un procurador, David Castaño. En este tiempo se ha mostrado muy interesado por los temas agrícolas y ganaderos de la región, la cual confía que llegue a la altura de Andalucía, y del hospital de Salamanca. Asegura que este nuevo tiempo político ha conseguido mejorar la democracia aunque haya algunos que todavía no lo reconozcan. Confía en que salga un gobierno después de estas elecciones generales y pide un voto valiente a los electores. “El que tenga valor para cambiar las cosas, que nos vote”.

- ¿Qué ha hecho Ciudadanos por Castilla y León?
- Ciudadanos tiene parte de culpa de que por primera vez en muchos años ya no haya una mayoría absoluta en las Cortes. Se está viendo otra actitud, más diálogo. Creemos que una mayoría absoluta perjudica y tener que consensuar las cosas, beneficia. Eso sí, la oposición, porque tenga la llave, no puede coaccionar al Gobierno. Siempre hay que mirar por el beneficio del castellano y leonés. En este primer año, solo con eso es un éxito. 

- ¿Qué medidas ha realizado?
- En el último pleno había una proposición no de ley del PP para cambiar el estatus del lobo en el sur del Duero, donde no hay caza mayor y no hay cotos. Nos daba mucho miedo que fuera cinegético y se autorizara el cambio de estatus para acabar con el lobo y otro el pago de los ganaderos. El PP en un principio no flexionaba y a través de bloquear la proposición no de ley conseguimos que no fuera cinegético sino gestionable, que nos va a permitir ajustar la población de lobos y los ganaderos tienen asegurado su indemnización y su responsabilidad patrimonial. Es una pequeña muestra de lo que hacen unas Cortes sin mayoría absoluta. Esto se puede trasladar a la sanidad, a la educación, a la agricultura o ganadería. 

- ¿Qué podría hacer Ciudadanos en el Parlamento por Castilla y León y Salamanca?
- Esto es una oportunidad que nos brinda la historia para demostrarle a la gente lo que es Ciudadanos. No es un partido al que viene gente desencantada, es un partido de centro liberal. Tenemos el programa económico más potente de todos, el que más puede hacer crecer a España. Tenemos medidas sociales, de sanidad y no somos iguales que el PSOE y el PP. Ni siquiera parecidos. Somos un partido de centro liberal con un proyecto de futuro con gente muy preparada. 

- Lo de centro y lo de liberal ya lo utilizan otros partidos.
- El PP muchas veces dice que es de centro y algunas veces ha hecho políticas de centro, pero no se puede ser de centro a veces. El PSOE, en sus mejores momentos, ha hecho una política cercana al centro pero no se puede ser de centro unos momentos. Nuestro programa económico el PP no lo tiene. 

- ¿Cuál es la propuesta sobre la eliminación del Senado o las diputaciones?
- El Senado quedaría mucho más reducido de cómo está ahora. No creo que haya ninguna manifestación en España por ello. Tampoco estoy viendo ninguna manifestación a favor de las diputaciones salvo todos los del PP y alguno de los del PSOE que habrán cogido cariño a la Diputación o sus cargos. Somos el único país europeo que tiene diputaciones. En su día hacían falta pero ahora hay una burbuja administrativa. Hablan que si se eliminan las diputaciones, vamos a quitarles derechos a los pueblos pero es justamente lo contrario. Lo que queremos es que sobrevivan. Además, son ellos los que llevan mancomunando muchos años los secretarios o la basura. Nosotros tenemos un alcalde, el de Villarcayo, en Burgos, que tiene más de quince pedanías. No es un un invento nuestro. Si no lo hacemos nosotros, ya lo van haciendo ellos.

- El tema del Senado sí crea menos controversia.
- Es un órgano de control autonómico que se puede hacer con menos pero si la fórmula de Ciudadanos no gusta, podemos negociar una fórmula que nos convenza. Ciudadanos no tiene la razón en todo pero sabemos decir que no hacen falta tantos senadores. 

- Estamos en campaña y ya ha habido una serie de debates. Uno fue de economía, ¿cómo se confrontan las ideas de Ciudadanos con la de otros partidos?
- Creo que el PSOE está diciendo lo mismo que hace doce años. Alberto Garzón hablaba de otra manera, eran nuevas propuestas. Las respeto pero no las comparto. Y Garicano también hacía propuestas nuevas que comparto. La gente puede elegir por lo de siempre o por nuevas propuestas económicas. La de Ciudadanos es arriesgada pero el país te está pidiendo que arriesgues un poco para meter un gol, que estamos en el minuto 88. Garicano lo resumió muy bien. Hay un problema estructural del paro y problemas de precariedad, necesitamos instituciones limpias. ¿Qué inspección de Hacienda voy a tener yo si tengo a Rato investigado? Así que un poco de riesgo sin perder de vista las políticas sociales.

- En un tema más cercano para la provincia y la región como la agricultura y la ganadería, ¿qué políticas tiene Ciudadanos?
- Hay que dar un salto cualitativo hacia la exportación. Tenemos productos de mucha calidad y se han conseguido cosas muy buenas pero hay que ir hacia la exportación, que no llegamos al 8%, y apostar por la industria agroalimentaria porque es la palanca de crecimiento. Hay que apostar también por la agricultura profesional pero sin olvidarnos de pequeños sectores que hay en Castilla y León como por la montaña. No podemos olvidar al panadero de un pueblo de la sierra que siembra diez hectáreas. Eso fija población y vertebra esas zonas. Castilla y León debería ser lo más potente de España con Andalucía y estamos muy lejos. 

- Siempre ha habido quejas por la PAC y de Europa. ¿Qué puede hacer Ciudadanos por mejorar la vida de estos agricultores?
- La PAC es buena y le ha venido muy bien al campo de Castilla y León pero en este año en las Cortes siempre veo a la Consejería de Agricultura y Ganadería cuando vienen mal dadas excusarse con que viene todo de Europa y no es cierto. Viene mucho dinero pero el tema del coeficiente de admisibilidad de pastos es un error nuestro. El tema de la cuota láctea es un error de España que no supo prever que no estábamos preparados. El tema de la cuota de azúcar, o nos empezamos a preparar o nos va a pasar lo mismo que con la leche. Sí que es verdad que gran parte viene dirigido por Europa pero aquí hay que darle vueltas y pensar. Lo que pasa es que hay muy pocas quejas por miedo. 
También ha habido en estos últimos meses anuncios de cierre de empresas.

El último es con Dulciora que es un problema deslocalización porque no sabemos ser competitivos. No toda la culpa la va a tener la empresa aunque en el caso de Dulciora o Lauki no parece justificado. La Junta, que tiene sistemas como la Fundación Anclaje, no ha sabido prever que estaba pasando algo. No puede ser que nos estemos gastando dinero en gente que se supone que tiene que prever este tipo de cosas y luego nos pille siempre de sorpresas. Que Lauki se va y no está justificado, seguro, pero también podríamos haber hecho más y a posteriori ya es muy complicado. Con Dulciora tenemos un año por delante. 

- Eso para mantenerlas. Para crear nuevas, ¿qué políticas se pueden adoptar?
- Castilla y León ahora mismo en industria agroalimentaria es la más potente. Nos falta modernizar los regadíos pero tenemos mucha profesionalidad. Necesitamos más cooperativismo y ser más competitivos y podemos quitarle a Andalucía el primer puesto. Tenemos la mejor remolacha del mundo y no competimos con Francia porque no somos lo suficientemente eficientes con los regadíos, nos falta maquinaria y porque en Francia pueden transportar más toneladas que nosotros. Si tú bajas el precio del transporte, ya estás siendo más competitivo. 

- Cambiar todo esto, ¿serviría para mantener la población?
- La aumentaríamos. Sabemos que no está bien explotado lo forestal. El tema del biogás se debe explotar más. Se puede crear biogás en las propias instalaciones y regar con él. Hay que fijarse más en otros países como en Alemania que lo tienen en isla. Aquí te prohíben el autoconsumo y te tienen a expensas de la compañía eléctrica.

- La educación y la sanidad son dos temas controvertidos que en Salamanca son muy cercanos con el hospital y las universidades. 
- Del hospital no nos llegan más que quejas. La gestión sanitaria en Castilla y León está en sus peores momentos. Llevamos un retraso larguísimo del hospital. Ahora las obras parecen que van bien pero el hospital antiguo se está descuidando mucho. Cuando quieres gestionar algo bien, tienes que poner buena gente. 

- ¿Cómo puede luchar Pablo Yáñez por el hospital?
- Se puede articular alguna ayuda pero es una lucha autonómica. Es una lucha nuestra y sobre todo mía. Espero que no se me ponga la cara colorada dentro de tres años cuando, si me vuelvo a presentar, alguien me pueda decir que no he hecho nada por el hospital. Eso lo tengo escrito a fuego. Si fracaso, tendré que dar explicaciones.

- Se le está prestando mucha atención al VIII Centenario de la Universidad.
- Se intenta impulsar y mejorar el propio programa de la Junta. En el tema de la Universidad de Salamanca, Ciudadanos está en un tema de ayuda. Es una fiesta para Salamanca y todo lo que podamos hacer será en beneficio de ese VIII Centenario. Está muy lejos del tema del hospital aunque también tiene sus problemas.

- Claro. Suben precios, bajan estudiantes... ¿Desde dónde se puede mejorar?
- Creo que hay que llevar la competencia a todos los sitios. Las universidades españolas no están en los rankings y la gente, cuando le pides competir, son bastante mejores y si les dejas hacer, al final terminan durmiéndose. 

- ¿Se refiere a la hora de acceder a la universidad?
- No. Sobre todo en las becas de investigación, en qué se investiga y cómo. Siempre hay cosas que el rendimiento que se le devuelve a la sociedad es mucho mayor. Si tengo que ponderar el dinero de todos prefiero intentar cosas que me van a devolver un conocimiento mayor sin dejar nada aparte. Lo hacen los americanos. 

- Al final quien da más dinero a la investigación es el ámbito privado que obviamente tienen unos intereses.
- ¿Y qué les dices? Con el tema de la recesión económica se debería haber recortado en la burbuja inmobiliaria y conseguir que aflore el dinero de fraude fiscal y no hubiéramos recortado tanto en I+D+i. A todos se les llena la boca que hay que aumentar en I+D+i pero recorten de ahí y pongan aquí, que es lo que no hacen. Nunca es el momento. Lo privado está ahí pero no te va a pagar para que estudies latín. 

- En las encuestas se sube en intención de voto pero se pierden escaños. ¿Cómo se puede mejorar en catorce días?
- La encuesta del CIS es de hace un mes por lo que había que ver encuestas de después. En el caso de Salamanca está muy claro que nos lo batimos con Unidos Podemos. O ellos o nosotros vamos a tener el último diputado y va a ser por poco. Hay que salir a la calle a decirles a los ciudadanos lo que proponemos y a nivel nacional, se puede perder algún diputado o se puede ganar. Fluctúa mucho. 

- Por esa misma razón, hablamos de una variación amplia en escaños con pocos votos de diferencia. 
- A mí no me sorprendería nada. Creo que dependemos mucho de que podamos llegar con nuestro mensaje. Somos un partido con un programa muy serio y somos un partido que ha venido a quedarse, y se va a quedar.

- Lo que sí parece es que estamos en una nueva etapa política. ¿Va a durar?
- No somos el primer país europeo que ha empezado así y así ha quedado. Es muy importante que el que gobierna sepa hacerlo en minoría y que el que va a estar en la oposición utilice el poder para mejorar todo, y Ciudadanos lo ha demostrado. Tiene que estar ahí para que un presidente no se olvide nunca de lo que vale un café en la calle.

- ¿A qué se enfrenta España al 26 de junio?
- A unos buenos cuatro años. Estoy muy esperanzado. Va a haber avances importantísimos a nivel administrativo, en la línea económica que nos va a hacer bajar en el desempleo pero tiene que haber consenso. Lo que nos están diciendo los españoles es eso. Sed valientes. Porque el que nos vota a nosotros no es para ser conservador, a nosotros nos votan valientes. 

- A raíz de lo ocurrido en los últimos tres meses, parece que la sociedad no está tan esperanzada como usted. 
- Hay mucha gente que tiene un rebote descomunal. Esta segunda oportunidad no es solo para nosotros, también es para los que no han querido llegar a un acuerdo. Nosotros hemos hecho todo lo posible. Al final, el síndrome de abstinencia del PP de la mayoría absoluta, que ha sido el que más rígido ha estado, es el que nos ha llevado a unas nuevas elecciones. Los ciudadanos le dirán al PP por segunda vez que no van a volver a tener mayoría absoluta, así que aprende a negociar. Con eso daríamos un salto en democracia de diez años. 50 millones de euros más gastados en campaña pero los emplearemos bien.

- ¿Por qué Ciudadanos el 26-J?
- Porque somos un partido de centro, un partido valiente, un partido que queremos reformar las instituciones. El que quiera arriesgar pero con sentido común que vote a Ciudadanos. Nosotros no engañamos a nadie. No vamos a poder bajar los impuestos el primer año pero vamos a llevar políticas muy ambiciosas. Vamos a ser tajantes con la corrupción para llegar a instituciones limpias, ejemplo, política social y política económica diferente. El que tenga valor para cambiar las cosas, que nos vote. 

Comentarios
Lo más