Cañete insiste a Castilla y León en que no tiene fondos para la Ley de Desarrollo Rural

Cañete insiste a Castilla y León en que no tiene fondos para la Ley de Desarrollo Rural
El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente replanteará toda la Ley de Desarrollo Rural Sostenible en 2013 para establecer un nuevo sistema de colaboración con las autonomías en el que “tendrá en cuenta el grandísimo esfuerzo” desarrollado por Castilla y León “en todo este campo” y su peso dentro del conjunto nacional. Así lo expone el ministro Miguel Arias Cañete en una carta que remitió esta semana a la consejera de Agricultura de la Junta, Silvia Clemente, en contestación a una misiva que ésta le envió el pasado 3 de octubre en la que la responsable autonómica le insistía en la necesidad de firmar el convenio con la Comunidad para poner en marcha los 28 planes de zona previstos en la normativa, con 663 actuaciones e inversiones por 330 millones de euros en cinco años, hasta 2015. 
 
En este contexto, explicó que esperarán a conocer los planteamientos que fijará el ministerio y “cómo va a enfocar todo este programa y a partir de ahí” trabajarán “en la nueva programación, en el nuevo horizonte”, porque “Castilla y León no puede afrontar en solitario la puesta en marcha de esos 28 planes de zona, necesitamos la colaboración del ministerio”. Además, garantizó que en cuanto se desbloquee la ley, la Junta “pondrá los fondos necesarios para confinanciar los programas a través de una incorporación de crédito para poder afrontar la parte que nos corresponda”. Sin embargo, quiso dejar claro que esperan que el Gobierno mantenga la mayor cantidad de fondos previstos inicialmente y que en su reparto se tenga en cuenta el peso del medio rural de la Comunidad, porque el anterior Ejecutivo socialista únicamente destinó a Castilla y León el 17 por ciento de las partidas previstas para el conjunto nacional, cuando la Comunidad cuenta con el 42 por ciento de los municipios susceptibles de revitalizar en España. “Esperamos que en el reparto se respete esa proporción”, dijo, para exigir “celeridad en el rediseño del nuevo programa quinquenal”.
 
El Consejo de Medio Rural dio luz verde en Madrid, el 28 de julio de 2011, a los planes de revitalización de 28 zonas rurales de Castilla y León, en aplicación del Programa de Desarrollo Rural Sostenible, que incluyen 663 medidas estratégicas para el impulso de estos territorios. El ministerio se comprometía a aportar 166,657 millones de euros para la aplicación de estos 28 planes de zona de los 329,277 millones de euros de gasto total previsto hasta 2015. Por su parte, la Junta de Castilla y León aportaría 162,62 millones de euros. De la inversión del Gobierno de España, 162,62 millones de euros estaban previstos para la cofinanciación de medidas de los planes de zona a ejecutar por la Comunidad autónoma y más de cuatro millones de euros estaban incluidos como de ejecución directa por el ministerio de actuaciones que se declararan de interés general, partidas ahora bloqueadas por la falta de presupuesto.
 
Las 28 zonas rurales de Castilla y León relacionadas con estos planes tienen 643.000 habitantes, el 25 por ciento de la población de la Comunidad, y abarcan una superficie de casi 72.560 kilómetros cuadrado, el 76 por ciento del total. Las zonas delimitadas y la consignación previstas para la firma del convenio bloqueado son Ávila Centro (13,1 millones de euros) y Norte (12,4 millones); Burgos Centro-Oeste (10,4), Nordeste (7,2), Norte (17) y Sudeste (9,7); León Norte (29,8), Sudeste (12,7) y Suroeste (12,7); Palencia Norte (8,9), Centro (8,9), Este (7,8) y Suroeste (11,6); Salamanca Nordeste (9), Noroeste (13,6), Sureste (10,5) y Suroeste (15,3); Segovia Este (11,7) y Oeste (5,7); Soria Norte (9,5), Este (12,4), Oeste (6,2) y Sur (6,7); Valladolid Norte (12,5); Zamora Centro-Oeste (12,6), Nordeste (11,3), Noroeste (16,2) y Suroeste (8,4).
 
Comentarios