La ruta de 'a pata'

El 1 de enero se cerraba la línea ferroviaria de la Ruta de la Plata al considerar el Gobierno que no era viable económicamente. Con el regreso de la época de bonanza se iniciaron varios proyectos para su reapertura, más con fines comerciales que de pasajeros, pero se desvanecieron con el estallido de la crisis hace cinco años. Al considerarse unas obras demasiados costosas los proyectos se quedaron en papel. Mientras tanto, la Ruta de la Plata es más bien la ruta de ‘a pata’.

Cada día son numerosos los vecinos de los municipios por donde transcurre la vía ferroviaria que aprovechan su recorrido, bien a través de los propios raíles, bien por los senderos paralelos, para pasear y hacer deporte. El trayecto es aprovechado para realizar footing o ciclismo, sobre todo en las localidades del alfoz de la capital, donde la vía es más cercana al núcleo urbano.

Al mismo tiempo, el Ministerio de Medio Ambiente ha confirmado a la Asociación Vía Férrea de la Plata, compuesta por los ayuntamientos de Carbajosa de la Sagrada, Arapiles, Calvarrasa de Arriba, Terradillos y Alba de Tormes, la viabilidad de subvencionar el proyecto para crear una Vía Verde en este tramo. Así,se apuesta por el desarrollo de este eje como parte fundamental del programa de Caminos Naturales, y contempla la ejecución del corredor completo de la Vía de la Plata (Astorga – Plasencia).

El proyecto de Vifepla consiste en la creación de un Camino Natural o Vía Verde en los veinte kilómetros del tramo de Ruta de la Plata que discurre por los municipios de Carbajosa de la Sagrada, Arapiles, Calvarrasa de Arriba, Terradillos y Alba de Tormes. Una iniciativa que puede servir, además, como una buena alternativa para favorecer el desarrollo rural de esta zona, ya que supondría la generación de nuevos servicios, ampliando la oferta de ocio, naturaleza y turismo; y, por tanto, la creación de empleo.

Comentarios
Lo más