Grandes

La Puerta Grande se abría por última vez en esta Feria, y por ella salieron tres rejoneadores que son grandes, por lo que fueron, por lo que son y por lo que serán. Hermoso de Mendoza, figurón indiscutible del rejoneo firmó una vez más una tarde en la que demostró su maestría; Sergio Galán cuajó la faena más rotunda ante el quinto de la tarde; y la joven Lea Vicens se afianza como una promesa y realidad del rejoneo. Grandes como la puerta son las cuadras de los tres, que hacen que todo parezca fácil y a la vez, deslumbrante. Por último, grandes fueron los toros de Herederos de Ángel Sánchez y Sánchez, un encierro que sirvió para que se disfrutara de una completa tarde de rejoneo.

Con ‘Alquimista’ probó al primero en los inicios Mendoza por ambos pitones, las embestidas constantes del toro dieron continuidad a la faena del navarro que desplegó su variedad hasta toreando a dos pistas pegado a tablas. Variedad de Mendoza y maestría justificándose una vez más como el rejoneador que ha hecho historia en el toreo a caballo. Tras un rejonazo muy efectivo cortó las dos orejas.

Brindó al público Sergio Galán, con ‘Amuleto’ de salida toreando en los mismos medios y colocando dos rejones de castigo. Con ‘Titán’ llegaron las piruetas y con ‘Óleo’, un caballo perla precioso que encantó a los tendidos, las banderillas cortas y hasta el adorno del teléfono. Cortó una oreja.

Abrió ‘Guitarra’ la tarde de Lea, que debutaba en la Glorieta, a la salida, los rejones de castigo se quedaron prendidos y deslucieron el primer tercio. Con ‘Gacela’ llegaron los momentos más vibrantes de la faena, pegada a tablas y quebrando al tercer toro con mucha calidad. Con ‘Bético’ puso un par al violín increíble, llevando las embestidas del toro en todo momento cosidas a la grupa. Con ‘Jazmín’ dejó dos rosas como colofón a una faena que le valdría las dos orejas.

El cuarto de la tarde se lesionó la mano izquierda y fue devuelto, salió en su lugar ‘Zapatero’, el primer sobrero. Hermoso mostró la facilidad de la dificultad en el manejo de los caballos. Con ‘Brindis’ llegaron los pasajes más bellos de la faena, un caballo que torea, que da muletazos y pone de manifiesto por qué a los rejones también se les llama toreo a caballo. Dejó un pinchazo hondo, tuvo que rectificar pero al toro le había servido y Hermoso escuchó un silencio.

A porta gayola se puso Galán con ‘Amuleto’, un caballo que desprende seguridad. De calidad fue el tercio de banderillas. Con ‘Embroque’ llegó el toreo, dando el pecho llevando al toro con temple. A lomos de ‘Apolo’ llegó la espectacularidad con batidas y quiebros y dos pares a dos manos que pusieron a la Glorieta en pie. Cosido a la barriga llevó a ‘Jabalino I’ templando mucho las embestidas. Faena compacta y rotunda de Galán, que tras pinchar y dejar un rejonazo entero, cortó la segunda oreja que le permitía salir a hombros por la Puerta Grande.

El sexto salió distraído, lo hizo bien Lea desde el rejón de castigo y con ‘Gacela’ la faena tomó importancia, pasándose al toro muy cerca y dejando quiebros extraordinarios. Hasta las tablas se iba la francesa para citar al toro, que esperaba en los medios las banderillas. Una reverencia

con ‘Basuca’ fue el agradecimiento al toro, otras dos rosas decoraron el toro y tras un rejonazo a la tercera cortó una oreja, la última de la Feria 2016. La Puerta Grande de La Glorieta se abrió una vez más para que se abrieran paso tres grandes rejoneadores, que con tres grandes cuadras y encontrándose con un gran encierro de Herederos de Sánchez y Sánchez. Grandes. 

GALERÍA DE LA CORRIDA DE REJONES

Comentarios
Lo más