La población activa se reduce por el fuerte éxodo juvenil hacia otras provincias

La población activa se reduce por el fuerte éxodo juvenil hacia otras provincias

Los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social muestran que hay menos personas en las listas del paro que hace un año. También la Encuesta de Población Activa (EPA) refleja menos parados que entonces en Salamanca, pero eso no quiere decir que hayan aumentado en la misma proporción las personas trabajando. Prueba de ello es que la provincia charra cuenta con un elevado número de personas sin trabajar pudiendo hacerlo respecto a las ocupadas, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

La última EPA, correspondiente al segundo trimestre de 2015, muestra que hay 158.100 salmantinos que componen la población activa, es decir, personas de más de 16 años y que no se han jubilado ni cuentan con alguna incapacidad laboral. Son apenas ochocientos más que hace un año, pero cabe destacar que hay dos mil jóvenes de entre 20 y 24 años menos.

De esta cantidad, 132.400 se encuentran trabajando y 25.600 están en el paro. Sin embargo, si a los desempleados le sumamos otras 31.100 personas que se dedican a las labores del hogar, por lo que no cotizan pese a estar en edad de poder trabajar, y otros 17.400 estudiantes, suman 74.100 salmantinos que podrían estar trabajando pero no lo hacen por diferentes motivos.

La diferencia entre trabajadores y personas sin empleo se ha estrechado a pasos agigantados desde el inicio de la crisis, aunque durante los dos últimos trimestres se ha aliviado ligeramente. Cifras a las que habría que sumar 78.600 jubilados en una provincia que envejece a pasos agigantados, como muestra el último padrón de habitantes, actualizado a 1 de enero de 2015, con otros 3.200 salmantinos menos durante el último año, más mayores y menos jóvenes, sobre todo por emigrar a otras provincias y el extranjero en busca de trabajo.

 

Comentarios