Polémica con los contenedores de basura del casco antiguo de Ciudad Rodrigo

Polémica con los contenedores de basura del casco antiguo de Ciudad Rodrigo

La empresa concesionaria ha emitido un informe asegurando que son peligrosos para los trabajadores y el Ayuntamiento propone cambiarlos. Sin embargo, la competencia corresponde a la Mancomunidad Riberas del Águeda, Yeltes y Agadón y reclaman el pago al consistorio mirobrigense

La recogida de basuras en el casco antiguo de Ciudad Rodrigo está siendo objeto de controversia en las últimas fechas. La empresa concesionaria del servicio ha recomendado el cambio de los contenedores semisoterrados aduciendo que resultan peligrosos para los trabajadores que hacen la recogida y además, según el teniente de alcalde, Domingo Benito, están dando muchos problemas de otra índole.

Por esta razón, el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo ha propuesto el cambio de tipología de contenedores. Entre las opciones que barajan se encuentra la recogida puerta a puerta, teniendo en cuenta que la cuestión se circunscribe exclusivamente al casco antiguo. Aunque, finalmente, la opción por la que apuesta el equipo de gobierno mirobrigense es la instalación de contenedores ‘de quita y pon’.

Según explica a SALAMANCA24HORAS Domingo Benito, así se lo han trasladado a la Mancomunidad del Águeda, Yeltes y Agadón, quien ostenta las competencias en la recogida de las basuras en toda la zona. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Miróbriga lamenta que no haya entendimiento con la Mancomunidad, puesto que el municipio representa el 85% de su presupuesto. En concreto, aporta 470.898 euros de los 540.453 euros que completan el total, según los datos ofrecidos por el teniente de alcalde.

Además, Domingo Benito recuerda que la Presidencia de la Mancomunidad históricamente era ostentada por un miembro del equipo de gobierno, salvo en esta Legislatura que el Partido Popular tiene mayoría absoluta en la agrupación de entidades y ha nombrado presidente al alcalde de Sancti-Spiritus, Bienvenido Garduño. La sustitución de los contenedores semisoterrados se remonta al año 2013 y el contrato es del año 2015, cuando gobernaba el Partido Popular.

“Llevamos mucho tiempo hablando con la concesionaria porque la Mancomunidad no está haciendo ninguna gestión. Queremos encontrar una solución alternativa porque creemos que las hay mejores”, valora el teniente de alcalde. Así, insiste en que han hecho una propuesta al órgano competente y este responde que el coste debería ser asumido por el propio consistorio mirobrigense. “Entendemos que el presidente de la mancomunidad debe ponerse a trabajar y recapacitar sobre el trato que da al ayuntamiento más representativo de la agrupación”, concluye.

Comentarios
Lo más