Después de la primera vuelta, el Guijuelo sigue con su particular idilio gallego. Los rivales de la región del noroeste siempre le han ido bien a los chacineros y este año también son frente a los que el conjunto ahora dirigido por Jordi Fabregat ha conseguido más puntos. Seis partidos han disputado, tanto en el Municipal como fuera, contra ellos habiendo conseguido nueve puntos, una media de 1,5 por partido. De hecho, solo fue derrotado por el Celta B, en la última jornada, mientras que contra los demás consiguió sumar en todos con las victorias frente al Racing de Ferrol y Somozas y los empates contra Pontevedra, Coruxo y Boiro.

En la segunda parte de la clasificación se situarían los conjuntos castellanos y leoneses, los más mayoritarios del grupo. Contra ellos también ha disputado el Guijuelo hasta seis partidos, habiendo sumado ocho puntos en total, una media de 1,33. Eso sí, las únicas dos victorias en casa han sido contra el Valladolid B y el Palencia, mientras que logró empates, también en el Municipal, contra el Burgos y la Arandina. Las derrotas llegaron contra la Ponferradina, en el único partido frente a los de la región disputado fuera, y la Cultural Leonesa.

Los navarros, asturianos y cántabros, en cambio, no han sido los mejores rivales esta temporada. Frente a los primeros solo han conseguido dos puntos en los cuatro partidos disputados gracias a los empates en Izarra y en casa contra el Mutilvera. Cayó, en cambio, en Pamplona contra el filial del Osasuna, y en casa frente al Tudelano.

Peor bagaje tiene en Asturias y Cantabria. Allí ha disputado tres partidos, todos con derrota. Lealtad, Caudal y Racing de Santander dejaron al Guijuelo con cero puntos en sus visitas, que en la segunda vuelta tendrán que devolver.

Comentarios