Los sindicatos del sector público denunciarán a España ante la Organización Internacional del Trabajo

Los sindicatos del sector público denunciarán a España ante la Organización Internacional del Trabajo
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), UGT, CCOO y  el resto de las 25 organizaciones presentes en la  Plataforma Sindical y de Asociaciones profesionales de Empleadas y Empleados Públicos, han acordado denunciar al Reino de España ante la Organización Internacional del Trabajo por vulnerar la negociación colectiva con los recientes recortes en las condiciones laborales de los empleados públicos. Los sindicatos también instarán al Defensor del Pueblo a que promueva un recurso de inconstitucionalidad e iniciarán acciones jurídicas en el mismo sentido ante el Parlamento Europeo y la Comisión Europea.
 
Los colectivos decidieron el mantenimiento de las protestas en las Administraciones Públicas, al menos hasta final de año. De esta manera, habrá movilizaciones prácticamente diarias, contra los recortes en todos y cada uno de los sectores que componen las Administraciones Públicas. De esta manera, los sindicatos pretenden intensificar de manera progresiva y mantenida en el tiempo las medidas de presión hasta que el Gobierno y el conjunto de las administraciones detengan los recortes y de una vez por todas, abra el diálogo social en todos los ámbitos.
 
En concreto, los martes habrá movilizaciones en los sectores de las Fuerzas de Seguridad del Estado, policía local y autonómica, y Sanidad; los miércoles se movilizarán los trabajadores de Enseñanza, Administración General del Estado y Justicia, mientras que los Jueves los actos de protesta serán protagonizados por las administraciones local y autonómica. Asimismo, como viene siendo habitual a lo largo de los últimos meses, se mantendrán los denominados viernes negros, en los que los empleados de las diferentes administraciones se concentran ante sus puestos de trabajo.
 
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) pretende impulsar, en el marco de esta negociación, un Pacto de Estado que modernice las administraciones públicas, “devuelva la dignidad laboral y el reconocimiento social a los empleados públicos y avance en la recuperación de su poder adquisitivo”. De entrada, CSI-F exige al Gobierno un compromiso firme y real de que no volverá a recortar sus condiciones en los próximos Presupuestos Generales del Estado. “Que el Gobierno no piense que la protesta terminará el día 15; va a tener muy presente el descontento de los empleados públicos, todos los días de la semana, hasta que se decida a convocar de una vez por todas las mesas de negociación para reconducir esta situación”.
Comentarios
Lo más