IU pide cambios en la nueva normativa urbanística para evitar “un atentado irreversible al paisaje”

IU pide cambios en la nueva normativa urbanística para evitar “un atentado irreversible al paisaje”
Izquierda Unida de Candelario presentó una alegación a la totalidad del proyecto de modificación de la normativa urbanística (NUM) del municipio. En esa línea exige modifica el planeamiento recogido en la aprobación inicial de las NUM y su sustitución “por unas propuestas acordes con los objetivos de ordenación formulados y a las necesidades reales de nuevas viviendas considerando el planteamiento que realizan especulativo y dañino para el futuro del municipio y sus habitantes, continuando un modelo irracional, especulativo, fuera de toda lógica y argumentado con engaños y un mal criterio”.

La formación trata de evitar así  “un atentado irreversible al paisaje de un típico municipio de montaña, con una arquitectura tradicional de singular valor y protegido como Conjunto Histórico”. Además, estiman que las nuevas Normas condenan el municipio, “a la espera de un ‘pelotazo’ urbanístico incontrolable que dañará el mayor activo que hoy por hoy tiene Candelario: Su singular belleza”.

Tras analizar el proyecto de modificación la formación concluye que para justificarse alude a un supuesto crecimiento demográfico “inexistente, basado en la utilización interesada de los datos de los Padrones de 2010 y 2011, e ignorando los de 2012 a 2014, que desmienten eso”. De ese modo “se ha aprobado un incremento de las superficies de suelo urbano y un aumento de las densidades de edificación en la envoltura del casco urbano contradiciendo todas las declaraciones de protección de los valores del municipio”.

Realizado el análisis, IU critica que en el documento  se elevan de 1.500 a 2.000 metros la altitud de  protección del suelo rústico, “un gesto que supone un ataque a las diferentes protecciones de las que goza nuestra sierra”. La medida, dicen, “es un claro ejemplo de una norma urbanística especulativa y con contenido ideológico”.  Igualmente, lamentan, la desprotección de zonas verdes “como la integridad del Parque Municipal de Candelario o edificios singulares como pueden ser el Albergue o el ‘chalé de Tetuán’, construcciones de mucho más valor arquitectónico que la biblioteca que, sin embargo, sí se protege”.

 
 
Comentarios