CAFyD comienza la 'Guerra de Facultades'

CAFyD comienza la 'Guerra de Facultades'
Varios alumnos de la carrera de la Universidad Pontificia comienzan este martes su competición debiendo desempeñarse en el Erasmus Café, organizador de esta instructiva prueba. Los ganadores se llevarán la recaudación conseguida en el día. Le seguirán los dos próximos martes la Facultad de Comunicación y Educación

Las diferentes facultades han entrado en guerra. No es nada bélico a pesar del vocabulario y sí algo ameno y, posiblemente, muy instructivo. La I Guerra de Facultades comenzará para CAFyD, carrera de la UPSA, este martes con el objetivo de que una Facultad regente el Erasmus Café, quien organiza la competición, durante un día entero.

A las 9 de la mañana comenzó el equipo formado por Antonio Agraso, Álvaro Alburquerque, Álvaro Barroso, Sara Espiga, Iván Iolao Fuentes, Miguel Furones, Garazi Gómez, Juan Manuel Hernández, Sandra Jiménez, el ciclista Carlos Cobos y los profesores María Perrino y Paco Grijota, que deberán estar en la cafetería hasta las 2:30 horas. 

Un reto diferente en el que han preparado una jornada interesante. Habrá un ponencia sobre hábitos de vida saludable por la mañana y, por la noche, esta dejará paso a la música en directo y monólogos. El objetivo es ser el ganador de esta guerra y recibir un premio en el que se llevarían la recaudación equivalente a la que se haya hecho durante el día. 

De vencer, los alumnos de CAFyD viajarán a Tenerife para visitar un centro que integra la actividad física para paliar los efectos de ciertas enfermedades. Además, los ganadores recibirán también puntos para charlas de eventos y de gestión.

Guerra de Facultades

La mayoría de los martes, respetando fiestas escolares y fechas de exámenes, el Erasmus Café estará regentado por alguna de las diez facultades que se han apuntado a este concurso. Los equipos deben estar formados por diez alumnos, dos erasmus y dos profesores que se encargarán de la gerencia del bar durante el día entero realizando las actividades que crean buenas para conseguir más caja dentro de los parámetros impuestos por el Erasmus.

Todos los alumnos y profesores deberán estar debidamente acreditados y el concurso cuenta con todo tipo de detalles, incluido un equipo de comunicación y redes sociales que grabarán la jornada y se encargarán de dar publicidad al evento. Además, los pinchos y menús del bar durante ese día correrán a cargo de los propios alumnos.

Cabe la posibilidad, incluso, de que si el desempeño es bueno, puedan agruparse cualquiera de los participantes para abrir un negocio, de la que la financiación correrá a cargo del Erasmus Café. 

Comentarios
Lo más