Una puja histórica

No era casual. En el momento en que ‘Epidemia’ pisó la arena del anillo de exhibiciones del recinto ferial, apenas había sitio libre en la grada. Hasta ese instante, dos ejemplares habían calentado el ambiente pero se esperaba mucho de este semental que salía a un precio de 6.000 euros, el más alto de los 242 ejemplares presentados a la subasta nacional de ganado vacuno.

Desde un primer momento dos pujadores dejaron claro que estaban dispuestos a llegar lejos. Números 71 y 95. El precio de ‘Epidemia’ crecía de 100 en 100 euros y ninguno aflojaba el brazo. Aumentaba la puja y también el murmullo en las gradas.

Al llegar a los 11.000 euros ‘Epidemia’ parecía haber tocado techo. Igualaba de esta forma records históricos alcanzados en otras ediciones. 11.000 a la una. En el gradería, alguien echaba cuentas muy rápido mientras Francisco López seguía con la mano levantada y enseñando el número 95.

De repente aumenta el volumen del tendido. Numero 71 otra vez arriba. La puja continúa y el público no aguanta más. Se ponen en pie, animan a los pujadores, gritan, elevan la voz para hacerles saber que agradecen una valentía que los obliga a rascarse más el bolsillo. En los 12.200 la puja llega a donde jamás había llegado nunca. El público rompe en aplausos. Dicen los que entienden que ‘Epidemia’ lo merece. Francisco López prepara la chequera y recibe multitud de parabienes. Salamanca sabe que ha hecho lo correcto y le desea suerte. La inversión debe empezar a dar sus frutos. 

Comentarios
Lo más