El Parque Natural de Arribes, más protegido

El Parque Natural de Arribes, más protegido

El Parque Natural Arribes del Duero se extiende por las provincias de Salamanca y Zamora con un total de 170.000 hectáreas. Concretamente se sitúa en la esquina noroeste limítrofe con Portugal en la red de cañones fluviales más extensa de la península formada por el río Duero y sus afluentes. Aprovechando estos acusados desniveles han surgido las presas de Almendra, Aldeadávila y Saucelle.

Especies animales, extintas en otros lugares de nuestro país, enriquecen estos paisajes: cigüeña negra, águila perdicera, alimoche, buitre leonado, búho real... Numerosos recorridos y senderos permiten descubrir los rincones más singulares del parque, como las cascadas del Pozo de los Humos o el Cachón de Camaces, sin olvidar los sobrecogedores miradores que se cuelgan sobre el río Duero: el Mirador del Fraile, El Balcón de Felipe, La Code, Saucelle….

Con la llegada del tiempo estival, los riesgos en estos parajes aumentan debido a la alta probabilidad de incendios o a la entrada de cientos de visitantes que transitan por sus parajes. La Guardia Civil ha iniciado, en la provincia de Salamanca, un operativo de prevención de los riesgos en este parque natural a través de una embarcación especial y otros medios desde el 1 de julio hasta el mes de septiembre.

Las actuaciones se centran en la protección de especies protegidas, la prevención de incendios forestales o contra los vertidos a sus aguas. Son las más comunes, aunque como ha comentado también se actúa en pantanos para comprobar las licencias de navegación o de motos de agua y en los ríos para controlar la actividad de pesca. El Servicio de Protección Natural de la Guardia Civil, en alerta todo el año, suele efectuar unas 25 denuncias que tienen que ver principalmente por vertidos o cuestiones de licencias para pescar o navegar.

Comentarios