Primeras propuestas para el nuevo currículo básico de la ESO y Bachillerato

Primeras propuestas para el nuevo currículo básico de la ESO y Bachillerato
El Ministerio de Educación ha presentado a los sindicatos el anteproyecto de Real Decreto por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y del Bachillerato, introduciendo modificaciones de acuerdo con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). Unas propuestas rechazadas por la Unión General de Trabajadores (UGT) al considerar que incidirán negativamente en la educación integral del alumnado.
 
En primer lugar, denuncia que se priman los valores academicistas respecto del éxito o fracaso escolar  se incorpora la especialización de los centros de enseñanza y limita su autonomía. También añade el sindicato que se va a segregar al alumnado, estableciendo itinerarios excluyentes que seleccionan y clasifican al alumnado antes de acabar la enseñanza obligatoria. “Una aberración contraria a las recomendaciones de organismos internacionales como la OCDE, que advierte que la segregación temprana eleva el fracaso escolar y genera desigualdades, puesto que ejerce un efecto negativo en los que son asignados a los niveles más bajos, y recomienda una educación comprensiva hasta los 16 años, que a su vez atienda a la diversidad del alumnado”.
 
UGT considera que las medidas contempladas ponen trabas en el camino para el alumnado con más dificultades de aprendizaje, sobre todo en la ESO. Van a generar un aumento de la tasa de abandono escolar temprana y la implantación de las revalidas va a suponer un incremento del número de repetidores, y eso que el informe señala que repetir curso es una medida inútil y cara. Por otro lado, el proyecto habla de la importancia del rol del docente  “pero en la práctica lo margina ya que no participará en la elaboración, ni en la realización de las reválidas y que serán aplicadas y calificadas por personas que desconocen al alumnado”.
Comentarios