Los organizadores de Pingüinos ratifican la suspensión de la edición de 2015

Los organizadores de Pingüinos ratifican la suspensión de la edición de 2015

Los organizadores de la concentración motera Pingüinos, el Club Turismoto, ratifica la suspensión de la edición de 2015 por no contar con las autorizaciones pertinentes y por las dificultades que atravesaban las obras de remodelación de las instalaciones de la antigua Hípica Militar. En un comunicado de prensa, el club afirma que la concentración requiere de numerosos trámites previos y agradece al Ayuntamiento de Valladolid su ayuda y colaboración. Además, también muestran su contrariedad por no poder celebrar la edición de 2015. El Club Turismoto anuncia que se mantendrá el espíritu pingüinero que hará posible una gran concentración en enero de 2016. 

La noticia de la suspensión sorprendía el pasado mes de octubre, ya que el pinar donde se realiza es zona protegida medioambientalmente y hay varias denuncias ecologistas que han obligado al Ayuntamiento a no conceder los correspondientes permisos

En el verano de 1977 un grupo de amigos motoristas vallisoletanos se reunieron para crear un Moto Club y organizar una concentración, lo repitieron cuatro años más con bastante éxito de participación y por fin, en el año 1982, organizamron la primera concentración invernal en los primeros días de enero. Así nació Pingüinos. Desde entonces, y después de 38 años, se han celebrado 33 ediciones que no volverán a repetirse en 2015 porque el pinar donde se realiza es zona protegida medioambientalmente y hay varias denuncias ecologistas que han obligado al Ayuntamiento a no conceder los correspondientes permisos.

"El Club Turismoto, además de conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, ha dejado el listón muy alto y ha logrado que Pingüinos se haya convertido en uno de los emblemas más internacionales de Valladolid. Nos sentimos muy orgullosos de las labores prestadas en unas concentraciones presididas por la camaradería, la armonía, la solidaridad y el buen rollo, y en las que hemos tenido el privilegio de mostrar el alcance de la hospitalidad castellana. Año tras año hemos ido mejorando y acondicionando nuestra oferta en función de nuestras posibilidades y la demanda del colectivo motero", explican los organizadores.

 

 

Comentarios
Lo más