Padilla, El Cid y Juan Andrés salen por la Puerta Grande en Peñaranda

Padilla, El Cid y Juan Andrés salen por la Puerta Grande en Peñaranda
Fermín González, comentarista Onda Cero Salamanca

Con sol que no agobiaba, y más de media entrada en los  tendidos, se han lidiado toros de la ganadería de El Pilar, uno que hizo primero con el hierro de Moisés Fraile, bien presentados para la plaza, nobles y de juego variado, entre los que sobresalieron 2º, 3º y 4º, pero que no pusieron en aprietos a los espadas. Juan José Padilla oreja y dos orejas, Manuel Jesús el Cid oreja y oreja y Juan Andrés González dos orejas y ovación.

 
La tarde se presentaba con muy buenas vibraciones, después de la novillada del jueves, y lo cierto es que la tarde estuvo muy entretenida, Padilla que habría plaza sorteo un toro de escaso recorrido, e incierta embestida pero el de Jerez, al que se le puede tildar de no torear fino, elegante y vistoso, saco a relucir sus armas, es decir el pundonor, el valor y el animo sobrado, tapo bien la salida del huidizo animal y logro meterlo en cintura, antes había cosechado ovaciones con los palos clavando en todos los terrenos, mejoro al natural y se acoplo a una desigual embestida, revolcón al matar y oreja. En su segundo con mejor tono hubo también de tirar de recursos cuando el animal se negaba, mantuvo un buen criterio siempre con ganas y coraje, derechazos de buena factura y siempre en el filo de la emoción y el riesgo libremente contraído y nuevo premio de dos orejas un tanto excesivas dicho sea de paso.
 
Cid, lanceo con ritmo a su primero, toro de suaves y pastueñas embestidas, con clase lo llevo por momentos toreado con buen gusto y criterio, por ambos lados hubo temple en muchos pasajes y alguno desmayado de mucho empaque, luego en eso que nos tiene últimamente acostumbrados su labor se diluyo un tanto y lo que tenia que ser de principio a fin se desdibujo para matarlo de tendida entera y acierto de descabello oreja, a su segundo o fijo de capote toreo de inicio con solvencia, pero no se acoplo, por momentos estuvo vulgar, incluso lo vi pasando mal rato, muchos altibajos, mato de entera de mala ejecución y cobro oreja de regalo.
 
El pobre de la terna, es quien apenas torea el local Juan Andrés González, que lanceo con prestancia y frescura a su primero, brindo a su publico, se gusto de inicio y sin dudar se lo llevo a los medios, cosiéndolo a su muleta con buen trazo y calidad en el manejo de la muleta, el animal con fijeza tenia recorrido, no desentono para nada en el cartel y ligo una bonita faena, con base en el pitón derecho bajo el diapasón toro y torero por el izquierdo, pero el torero había ganado la partida con remates de bella factura y sobre todo digno muy digno lo mato de media en lo alto y cosecho dos apéndices. Su segundo parece que se lastimo un poco a la salida del puyazo, hubo de torearlo a madia altura, con temple y suavidad, todo con mucho sosiego y buena base, el toro sin resuello pedía la muerte y tras dos pinchazos arriba y entera de buena ejecución, se vio en volandas junto a sus compañeros de terna, el caso es que se vivió una tarde de variados conceptos y estilos, donde los parroquianos salieron contentos, y en estos tiempos ya es un éxito. Hasta la próxima.
Comentarios
Lo más