Tráfico alerta del aumento de los accidentes en horario laboral

Tráfico alerta del aumento de los accidentes en horario laboral
Coger el coche para acudir cada día al trabajo es una actividad necesaria y ordinaria que supone un elevado nivel de lesiones y muertes. Durante el año pasado 835 personas fallecieron y otras 5.393 resultaron heridas graves y 66.770 heridas leves como consecuencia de los accidentes de tráfico que se produjeron entre las 7 de la mañana y las 8 de la tarde, en días laborables. Lo cual nos indica que ocurrieron en días y horas propios de la actividad laboral.
 
Debido a la preocupación por este tipo de accidentalidad y teniendo en cuenta, que los accidentes “in itinere” figuran como uno de los indicadores que forman parte de la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, la Dirección General de Tráfico comienza desde hoy lunes y hasta finales del mes de septiembre una campaña informativa con el objetivo de hacer llegar a la población un mensaje de prudencia ante el riesgo de sufrir un accidente laboral al ir o volver del trabajo.
 
Conseguir una mejora en la seguridad vial es trabajo de todos, por eso, esta campaña no sólo va dirigida a los ciudadanos que necesitan el vehículo para trasladarse cada día a su lugar de trabajo, sino también al entorno directo de ese ciudadano, como familia, amigos o compañeros de trabajo, para que sean conscientes que cualquiera de sus actos pueden suponer un riesgo añadido para la persona que va conduciendo. Las empresas y organismos son otros de los públicos directos a los que va destinada la campaña, trasladándoles la idea de la importancia de incluir en sus planes de prevención de riesgos laborales, planes de seguridad vial entre sus empleados.
 
Radiografía de los accidentes de tráfico laborales
 
La media de edad de los trabajadores que han sufrido un accidente laboral de tráfico es de 36,7 años. Con respecto al sexo de los trabajadores, los hombres sufren el 58,1% de los accidentes laborales de tráfico mientras que las mujeres el 41,9%. En el caso de los accidentes laborales in itinere, el porcentaje entre hombres y mujeres es similar: el 49,9% para las trabajadoras y el 50,1% para los trabajadores, mientras que en el caso de los accidentes laborales de tráfico durante la jornada de trabajo, los hombres presentan un índice de incidencia mayor que las mujeres con el 79,1% frente al 20,9% de las mismas.
 
Siete de cada diez accidentes laborales de tráfico se producen al ir o volver del trabajo. En más de la mitad de los accidentes laborales in itinere (58%) había un automóvil implicado en el accidente, un 11% una motocicleta y un 0,1% camionetas y furgones. Los días laborales de lunes a viernes se producen el 90% de los accidentes laborales de tráfico. El día que acumula más accidentes de este tipo son los lunes, aunque la diferencia con el resto de los días no es destacable. Las horas de máxima concentración de accidentes coinciden con las horas habituales de entrada y salida de los centros de trabajo, de modo que entre las 7 y las 9 de la mañana y entre las 14 y 15 horas es cuando más accidentes laborales de tráfico se producen.
 
Rutina, prisas y distracciones, malas consejeras  
 
Como la  seguridad en el trabajo comienza al salir de casa, Tráfico aconseja a los conductores evitar los trayectos rutinarios: Pese a que todos los días se suelen realizar los mismos trayectos para acudir o regresar del trabajo, las circunstancias del tráfico no son iguales. Por este motivo, el conductor debe estar atento a las circunstancias puntuales del tráfico y adecuar su conducción a las mismas. El lunes es el día de la semana en que se registran más accidentes de tráfico con motivo del trabajo.
 
También evitar ir con prisas. El 70% de los accidentes laborales de tráfico in itinere se producen al ir al trabajo. Posiblemente la mayor velocidad por llegar a tiempo, los horarios rígidos, la productividad ligada al fichaje en una hora exacta… generen una situación de estrés que suele conllevar la asunción de mayores situaciones de riesgo.
 
Otro consejo es usar el “manos libres” solo para conversaciones cortas, nunca para conversaciones largas o en las que se traten temas complejos. Según diversos estudios tras minuto y medio de hablar por el móvil el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar. Y evitar las distracciones y concentrarse en la conducción, así como concienciar al entorno familiar y laboral de la importancia que tienen sus acciones para evitar la distracción del que va conduciendo.
Comentarios
Lo más