Fevesa considera los presupuestos participativos como "una falta de respeto"

Fevesa considera los presupuestos participativos como "una falta de respeto"

La Federación de Vecinos de Salamanca, en una reunión de su Junta Directiva que tuvo lugar este mes de junio, criticó los presupuestos participativos que ha impulsado el Ayuntamiento de Salamanca. Según ha expresado Fevesa en una nota de prensa, estos le parecen un simulacro de los mismos y "una falta de respeto a los vecinos y vecinas de la ciudad de Salamanca".

Para la Federación, los presupuestos participativos deben promover que la ciudadanía no sea simple observadora de los acontecimientos y que pueda convertirse en protagonista activa de lo que ocurre en la ciudad para buscar, entre todo, soluciones que se correspondan con las necesidades y deseos reales. 

Asimismo, se necesita lograr una mayor transparencia, eficiencia y eficacia en la gestión municipal, fomentar la reflexión activa y la solidaridad y mejorar la comunicación entre administración y ciudadanía, generando espacios de debate entre representantes políticos, colectivos y personal técnico. 

Teniendo en cuenta estas premisas, Fevesa critica que no exista un autorreglamento participado que establezca las reglas de juego por lo que se desconocen las estrategias, la delimitación de las zonas territoriales, quiénes pueden participar, qué mecanismos de control hay, cómo se recogerán las propuestas, quién decide cuántas propuestas se presentan, el plazo temporal o la composición de los órganos que priorizarán y elegirán las propuestas. 

 

"Teniendo más dudas que certezas ante la presente propuesta nos planteamos que estos presupuestos nunca entrarían en la definición de participativos, ni por el proceso que siguen, ni por los mecanismos de la toma de decisiones. Suena más a un mero trámite y lavado de cara en periodo electoral que a una preocupación real por la participación ciudadana,  por lo que no podemos más que rechazar la participación en los mismos", aseguran.

"Solicitan la colaboración de la ciudadanía para salir en la foto pero nada más. Nada de reunirse, discutir y consensuar medidas. Nada de colocarse en plano de igualdad con los ciudadanos, para que sus propuestas sean vinculantes. Nada de dar tiempo y educar (y educarse) en los procesos participativos. Como siempre todo corriendo y sin importar el proceso ni el resultado" concluyen.

Comentarios