Simulacro de acción de salvamento y socorrismo en las piscinas municipales

Simulacro de acción de salvamento y socorrismo en las piscinas municipales

Las piscinas municipales gestionadas por Piscis ponen a prueba los servicios de salvamento y socorrismo con un simulacro que se ha realizado en la de Rosa Colorado y en Tejares. Con la colaboración de los usuarios, convertidos en víctimas de un ahogamiento para esta ocasión, han puesto en marcha la simulación de una operación de salvamento dentro de la piscina. Además de comprobar el funcionamiento del protocolo y la coordinación entre el equipo, ha servido para concienciar a los usuarios de los riegos que conllevan las actividades en la piscina.

Los profesionales de Piscis explican cómo actuar en estos casos, detectar síntomas de dolor, ansiedad, ictus en la cara, etc son importantes a la hora de diagnosticar y poner en práctica los protocolos de actuación. Tanto los socorristas implicados, como el público, han valorado muy positivamente esta iniciativa que ha servido a los primeros para entrenar las técnicas aprendidas en un entorno real, y a los espectadores para familiarizarse con los protocolos de actuación y recordar su papel en una situación de emergencia, despejando las zonas de actuación y no bloqueando las salidas de emergencia.   

Piscis ha reforzado este verano sus servicios de socorrismo con formación específica para toda la plantilla, que en verano llega a tener a tener más de 55 personas entre monitores y socorristas titulados: cursos sobre normativa, protocolos de uso y de actuación en caso de incidencias y situaciones de emergencia, y ejercicios de “coaching” para fomentar el trabajo en equipo.  

Además desde este año 2015 las siete piscinas gestionadas por la concesionaria: Alamedilla, Garrido, Tejares, Rosa Colorado, Aldehuela, Pizarrales y San José son espacios cardio-protegidos. Se han instalado equipos de desfibrilación en todas las piscinas y 26 personas de la plantilla de Piscis han realizado el curso de formación específico para que en todo momento existan en cada instalación personal cualificado formado en su uso.   

Este verano la ola de calor que estamos sufriendo ha elevado los termómetros a más de 40 grados y hay que cuidar la prevención ante un posible golpe de calor especialmente en las piscinas, donde más disfrutamos al aire libre y donde nuestro cuerpo está más expuesto a sus efectos.

Tres suelen ser los problemas más frecuentes en las piscinas que hay que prevenir. Las quemaduras de piel, que pueden ser de primero, segundo y hasta tercer grado, suelen ser las más habituales. Recordemos que todas las pieles se queman, en las piscinas encontrarás a la entrada una información respecto al factor solar de cada día y la recomendación en cuanto a la protección solar y el tiempo de exposición para evitar quemaduras.  

Otro problema que hay que prevenir es un golpe de calor, significa que la termorregulación de nuestro cuerpo ya no funciona bien y no nos refrigeramos, alcanzando una temperatura demasiado elevada, que puede afectar al funcionamiento de nuestros órganos internos. Para prevenirlo hay que cuidar la exposición directa al sol, y tener en cuanta que en ocasiones los medicamentos también potencian sus efectos.

Por último, el tercer problema que suele darse en las piscinas, por la combinación de espacio verde y agua, es la picadura de insectos. ¿Qué hacer en casos graves? Retirar los restos de picaduras e insectos y acudir al servicio de socorrismo para tratar la picadura y reducir el picor. En todos los casos acude al socorristas al detectar cualquier síntoma que pueda derivar en un problema de salud, la rapidez en las actuaciones es uno de los factores más importantes para evitar daños mayores.   

Comentarios