Salamanca registra un crecimiento vegetativo negativo de 1.400 personas

Salamanca registra un crecimiento vegetativo negativo de 1.400 personas
La provincia de Salamanca registró un crecimiento vegetativo negativo de 1.432 personas el año pasado, al contabilizar 2.516 nacimientos y 3.948 defunciones. Así aparece recogido en el informe ‘Movimiento natural de la Población e Indicadores Demográficos Básicos’, publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
 
Salamanca se encuentra entre las diez provincias que más población pierden en la última década. Junto con León, Zamora y Palencia, cuenta con poco más de 350.000 habitantes, según el Censo de Población de 2013. Así, sitúa a la capital entre los cinco municipios mayores de diez mil habitantes que más población ha perdido en una década y a Béjar entre los quince más despoblados porcentualmente. Ningún municipio de Salamanca está entre los cien con la edad media más baja, mientras Béjar está entre los veinte con la edad media más alta. La provincia charra tiene ya más de 30.000 mayores de ochenta años
 
Más de 250 municipios tienen menos de cinco bebés. Santa Marta de Tormes ya es el segundo municipio de la provincia. La capital, Béjar, Ciudad Rodrigo y Vitigudino pierden población durante la última década, mientras Peñaranda, Guijuelo y Alba de Tormes aumentan junto con los principales municipios del alfoz de la ciudad, Villamayor de Armuña, Carbajosa de la Sagrada, Villares de la Reina, Cabrerizos y Aldeatejada.
 
Mientras, la población extranjera se cuadruplica durante la última década. Actualmente hay más de 23.000 inmigrantes censados en la provincia de Salamanca, frente a los 5.000 recogidos en el Censo de Población de 2001. la capital, Béjar y Ciudad Rodrigo se unen Guijuelo, Terradillos y Fuentes de Oñoro como principales municipios con población extranjera.
Comentarios