“Cerramos un año catastrófico desde el punto de vista laboral”

“Cerramos un año catastrófico desde el punto de vista laboral”

A pesar de que el número de parados ha descendido tanto en Salamanca como en el cómputo de la nación, los sindicatos no son nada optimistas en relación a los datos de desempleados del mes de diciembre. “Cerramos un año catastrófico desde el punto de vista laboral y social, con 215 personas menos que cotizan a la Seguridad Social. Según Comisiones Obreras, existe un “claro síntoma de permanente deterioro del mercado laboral en nuestra provincia. Una realidad muy alejada de la que nos pretenden hacer crear nuestros gobernantes, sin recuperación económica familiar, sin mejor calidad de vida para las personas, con más exclusión social y laboral y en peores circunstancias económicas”.

Por otro lado, desde la organización sindical aseguran “que seguimos recibiendo mes a mes una sobredosis de realidad dramática que es la cruda situación que viven nuestras familias en Salamanca, donde no se percibe ninguna mejoría económica. No hay cambios en nuestro tejido industrial ni mejora en nuestras empresas donde no se genera ningún tipo de empleo ni con calidad ni sin ella y donde se continúa destruyendo puestos de trabajo.

Datos “poco alentadores”, lamenta UGT

Desde el sindicato UGT califican de “poco alentadores” los datos del paro relativos al último mes del pasado año. 

Para el sindicato, “las Navidades de la recuperación no han llegado a esta provincia”. Las afiliaciones disminuyen y los demandantes de empleo también, por tanto mucho nos tememos que se deba a la emigración de nuestros jóvenes.

El comportamiento del sector servicios, resaltan, se ha visto favorecido por el sector de la hotelería y la Navidad por lo que “habrá que esperar al mes de enero para ver si se consolida el empleo”.

UGT advierte, al igual que el resto de instituciones, que la construcción y la agricultura sufren la estacionalidad y lamenta que la tasa de cobertura sea cada vez menor al igual que su importe. En esa línea resaltan que son 18.759 los parados que ya no cobran absolutamente nada. 

Entiende UGT que los datos son aún más desesperanzadores si se unen a la situación de la provincia, “con una desindustrialización enorme, con importantes recortes en la Universidad, y con la falta de inversión en el territorio entre otras cosas”. Todo ello “hace pensar que, o se cambian las políticas activas de empleo de manera eficaz y se impulsa el aumento de los salarios como eje de consumo interno, que puedan solventar las necesidades básicas de las familias, o no veremos la salida a esta crisis, ya larga, demasiado larga, más para unos que para otros;.

Como deseo de Reyes, UGT pide “una cantidad ingente de cordura en la mente de nuestros políticos, que les lleven a tomar las medidas necesarias para regresar al Estado de Bienestar Social del que disfrutábamos no hace tanto tiempo, y sobre todo, a romper las diferencias sociales que se están produciendo como consecuencia de estas medidas”.

Comentarios