33 farmacias rurales de León están en riesgo de quiebra

33 farmacias rurales de León están en riesgo de quiebra
El modelo farmacéutico en la provincia de León es uno de los más próximos y accesibles a los ciudadanos. No obstante, la situación que viven muchas farmacias es crítica, el 10% de los dispensarios de la provincia se encuentran en situación de viabilidad económica comprometida y con graves problemas para subsistir. Todas ellas se encuentran en pequeños y aislados municipios leoneses

La provincia de León tiene en conjunto 325 farmacias, de ellas 85 están instaladas en la capital mientras que el resto, 240, se sitúan en el resto de la provincia. Unos datos que convierten a León en uno de los lugares de España que cuenta con más farmacias por habitantes, por encima de la media nacional.

Para el presidente del Colegio de Farmacéuticos de León, Javier Herradón, se trata de un dato muy positivo porque demuestra que el modelo español, en concreto en la provincia de León, da un cumplido servicio al ciudadano y prima los servicios sanitarios sobre criterios económicos. "En muchos casos, las farmacias de los pueblos son deficitarias, pero el modelo está pensado de acuerdo al interés general y en beneficio del ciudadano, sino las oficinas de farmacia de los pequeños pueblos no existirían", añade. Razones que convierten a este modelo en "uno de los más próximos y accesibles" ya que el 99% de la población española tiene una oficina de farmacia en su punto de residencia.

No obstante, estos datos positivos también tienen un componente que no lo es tanto, del total de farmacias leonesas, alrededor del 10%, un total de 33, se encuentran en viabilidad económica comprometida, es decir, que su rentabilidad no llega al salario mínimo y están en riesgo de quiebra. Reciben ayudas de la Junta, pero en opinión de Herradón son "mínimas" y pueden oscilar entre los 60 o 90 euros mensuales. Todas estas farmacias que subsisten a duras penas se encuentran en pequeños pueblos de la provincia de León.

Desde el Colegio de Farmacéuticos de León achacan este problema a los recortes de las administraciones, tanto a nivel nacional como autonómico. Los precios de los medicamentos, que es de donde los farmacéuticos obtienen sus beneficios, han bajado y se han ajustado al máximo. Esta bajada de precios, dice Herradón, repercute en las farmacias y sobre todo en las farmacias rurales. "Si antes estaban en crisis, ahora su situación es muy precaria. Hay que sumar también que los pequeños núcleos rurales pierden población, a menos población, menos facturación...y también el copago farmacéutico", añade.

La calidad del servicio, también en riesgo

Las farmacias que viven en esta crítica situación económica se encuentran principalmente en pequeños núcleos rurales muy aislados y, en muchas ocasiones, son incapaces de prestar un servicio de calidad ya que éste se ve deteriorado. "Si no hay ingresos no puedes tener medicamentes, y ¿para qué quieres una farmacia sin medicamentos", se pregunta el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de León", asegura.

En su opinión, para que pueda prestarse un servicio de calidad al ciudadano es imprescindible que las farmacias tengan una situación económica normalizada y no deficitaria. Por ello, aboga por buscar un sistema de remuneración del seguimiento terapéutico que muchos farmacéuticos del mundo rural realizan por ser la única persona relacionada con el mundo sanitario en muchos pueblos como la preparación de la medicación, explicar como se toman algunos medicamentos, por ejemplo un inhalador, o seguimiento de las pautas.

"Es necesario un respaldo a esas farmacias por un punto sanitario imprescindible, en muchas ocasiones el único punto de salud que existe en ese municipio. Por eso hay que buscar el equilibrio entre los farmacéuticos, que son personas con necesidades de conciliar vida familiar y profesional, y ese ciudadano que necesita una farmacia que no es rentable económicamente, pero sí desde el punto de vista sanitario".

Además, Herradón también pide que se racionalicen los servicios de guardias que en este momento considera "excesivos". "Desde el Colegio no abogamos por perder servicios, pero sí por racionalizarlos porque en algunos casos son insostenibles".

Más farmacias que la media nacional

Comparando los datos de la provincia de León con los del conjunto de España, León es uno de los lugares del territorio nacional que cuenta con más farmacias por habitantes, por encima de la media nacional.

Así, en el conjunto de España hay 21.937 farmacias con una media de 2.125 habitantes por cada una de ellas, mientras que en la provincia de León hay 1.475 habitantes por farmacia en el conjunto de la provincia. En León capital esta cifra asciende a 1.504 habitantes por farmacia, mientras que en el resto de la provincia (sin contar con la capital) es de 1.465 habitantes por farmacia.

Por comunidades autónomas, exceptuando a Ceuta y Melilla (ciudades autónomas), Canarias con (2.979), País Vasco (2.647) y Región de Murcia (2.583) son las autonomías con mayor concentración de población por farmacia, mientras que la Comunidad Foral de Navarra (1.060), Castilla y León (1.518) y Castilla-La Mancha (1.621) son las comunidades con menor ratio de habitantes por farmacia, según datos extraídos de la Estadística de Colegiados y Farmacias Comunitarias.

Ninguna farmacia cerrada en 2015

En cuanto a las farmacias que han echado el cierre en el último año, Castilla y León es la comunidad que registra mayor número de farmacias cerradas, cinco en total aunque tan sólo uno de estos cierres es definitivo. De estos cierres no se ha producido ninguno en la provincia de León, sino que, por el contrario, se ha abierto una durante el 2015.

Así, la Comunidad junto a Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura, País Vasco y La Rioja registran más cierres que aperturas presentando todos estos territorios menos farmacias que el año pasado. Si se tienen en cuenta tan sólo los cierres definitivos, en Castilla y León y Extremadura el número de farmacias no disminuye.

En el caso de los traslados, en la Comunidad hubo ocho farmacias abiertas por traslado, siete de ellas abiertas en provincias tras un traslado y una de ellas abierta en una capital por este mismo motivo.

En lo referente al índice corrector de los márgenes de oficinas de farmacia, Castilla y León es la autonomía con mayor porcentaje de farmacias con Índice Corrector, el 15,8%. En el caso de la provincia de León, 31 farmacias han sido afectadas por esta medida, el 9,5% del total de farmacias, ninguna de ellas situada en  la capital.

Personal en activo

A nivel nacional, de los 55.845 colegiados, el 80,0% del total se encuentran en activo a 31 de diciembre de 2015. El 18,9% de los colegiados no ejerce ninguna actividad ya sea por estar jubilado (6,9%), parado (1,3%) o por otras causas (10,7%).

En el caso de León, hay  un total de 741 colegiados, 596 en activo, 66 jubilados, 27 sin ejercicio y 52 parados. En Castilla y León hay 3.231 en activo, 266 jubilados, 356 sin ejercicios y 96 parados.

Comentarios
Lo más