López Simón y Sebastián Castella, mano a mano el 29 de mayo en Ledesma

López Simón y Sebastián Castella, mano a mano el 29 de mayo en Ledesma

Termina 2015, año en que la plaza de toros de Ledesma ha celebrado el centenario de su inauguración. Pero los responsables del coso taurino ya miran hacia 2016 y comienzan a definir la que será la próxima feria de la villa. Este martes, a las 20:00 horas en la Cafetería Berysa de la Plaza Mayor de Salamanca, se desgranaron algunos detalles en un coloquio abierto al público. Concretamente, se presentó el mano a mano que protagonizarán los grandes triunfadores de la temporada pasada: Alberto López Simón y Sebastián Castella. La ganadería de El Pilar, pondrá los bravos.

El empresario taurino responsable de la Plaza de Toros de Ledesma, José Ignacio Cascón, destacó que el festejo del próximo 29 de mayo habla por sí solo. Precisamente, reseñó, “muchas plazas se están peleando por él ya que son toreros al alza, que dan la cara y demandados por toda la afición”.

El alcalde de la villa, José Prieto, indicó que desde que ocupa el cargo de primer edil siempre ha buscado buenos festejos que ayuden, a su vez, a promocionar y a dinamizar Ledesma a nivel económico. “Espero que pasemos una gran tarde de toros y que salgamos todos toreando de la plaza, porque este año toca”, concluyó.

El torero López Simón, que acudió a la presentación de este mano a mano, aseguró que vivirá una tarde especial por torear en el pueblo de su abuelo. “Es un privilegio. Mi abuelo nació en Ledesma y es mucho lo que me ha hablado de esta bonita tierra”, dijo en este sentido, teniendo también buenas palabras “para una ganadería de mis predilectas".

Moisés Fraile, el ganadero, dijo que “Ledesma es mucho más” en cuanto a toros. “No es una corrida más”, destacó, mostrando que afrontaba este festejo con responsabilidad por ser Salamanca y por tener delante a dos figuras como López Simón y Castella.

Finalmente, el empresario anunció que volverá a ofrecer precios especiales para jóvenes y que la feria se rematará “con otra corrida de toros de relumbrón”. Eso, más el Certamen Rosquilla de Oro de Ledesma y la novillada para la muestra de los jóvenes valores de la tauromaquia.

Toros en Ledesma

En Ledesma ya se celebraban corridas de toros desde tiempo inmemorial. De hecho, y según reza la historia, se conoce que estas celebraciones surgieron en la localidad a mediados del siglo XVII. Por lo menos, es lo que reflejan los datos más antiguos sobre esta fiesta. En esa época ya se corrían toros en las fiestas del Corpus, en las festividades de algunos santos o para agasajar al Conde de la villa de Ledesma o a algún personaje relevante.

No sería hasta comienzos del siglo XX cuando los festejos taurinos tuvieran lugar también en la feria de la Ascensión, en mayo, el domingo y el lunes posteriores al jueves del Corpus y en la feria de ganado de septiembre.

Anteriormente, las corridas de toros se llevaban a cabo en el Patio de Armas de la Fortaleza y en la Plaza Mayor. Así sucedería hasta que en 1914 un grupo de ledesminos crearan una sociedad anónima para construir el proyecto de Santiago Madrigal.

La Plaza se inauguró el 14 de mayo de 1915, con una corrida en la que se lidiaron reses de los Mellizos y Fuenteliante, por los matadores Pacomio y Malla. Una plaza que, incluso, que supera en aforo al número de habitantes de la localidad donde se asienta. Aunque al principio no supuso un salto de calidad en los festejos, a día de hoy es un referente taurino en la provincia y fuera de ella.

Comentarios
Lo más