La Pontificia recibe un archivo documental de la Asociación de técnicos de Seguridad Laboral

La Pontificia recibe un archivo documental de la Asociación de técnicos de Seguridad Laboral

La Asociación Profesional de Técnicos de Seguridad Laboral de Castilla y León y la Universidad Pontificia de Salamanca han firmado en la mañana de este martes un convenio de colaboración que incluye el traspaso de un archivo documental a la biblioteca de la Pontificia. La firma se ha efectuado por parte de Mirian de las Mercedes Cortés, rectora de la UPSA y Ángel Molina, presidente de dicha Asociación. La colaboración entre ambas entidades viene de lejos cristalizada a través del máster en seguridad laboral que se imparte en el centro educativo.

Mirian de las Mercedes Cortés ha agradecido la colaboración y ha destacado la importancia que tendrá el depósito documental para la labor formativa de la Universidad Pontificia. En la firma del acuerdo también ha estado presente Juan Francisco Sánchez, profesor de Psicología Social, que ha recordado que el máster de la Pontificia que se impartió desde el año 87 fue el primero en la universidad española. “Cierto es que los riesgos emergentes que afectan a una parte muy importante de la población, se han de afrontar de manera diferente”, ha aclarado.

El estrés, el burnout y otros riesgos psicosociales, así como los de carácter ergonómico, son los nuevos riesgos que tienen que hacer frente los técnicos en Seguridad Laboral. De igual manera, las profesiones que más afectadas se ven por los riesgos psicosociales son “los que trabajan cerca del sufrimiento humano”. Según Juan Francisco Sánchez, los trabajadores sanitarios, educativos y sociales, tiene más riesgo de padecer una de estas afecciones.

El presidente de la Asociación Profesional de Técnicos de Seguridad Laboral, Ángel Molina, ha destacado que “esta colaboración nace de la inquietud de los alumnos y de la necesidad de defender los valores y derechos de los profesionales que velan por la seguridad laboral. Así, Molina ha explicado que persiguen defender un objetivo común como es la salud, según dice la doctrina de la Iglesia.

Según Ángel Molina, la Asociación trabaja de una manera análoga a cualquiera de ellas. “Formando a los profesionales de manera complementaria, buscándoles empleo en determinadas situaciones o aportando desde el punto de vista jurídico”. La de técnico en Seguridad Laboral es una profesión relativamente nueva y según Molina, atraviesa un momento complicado en cuanto a ocupación, “como todos los sectores”, aclara. Apunta además a que tras su nacimiento se colocaban cerca del 100% de los estudiantes del máster, aunque ahora “tal vez están muy cubiertos los puestos”.

Comentarios
Lo más