"El programa de Podemos no son promesas falsas, hemos hecho los deberes con números"

"El programa de Podemos no son promesas falsas, hemos hecho los deberes con números"

María José Jiménez Cortiñas nació hace 39 años en Lugo y actualmente es profesora del máster Compensación en Desigualdades Educativas de la Universidad en Ourense. Ha desarrollado numerosos programas y cursos vinculados al asociacionismo, de hecho es presidenta de Gitanas Feministas por la Diversidad. También ha asesorado al Parlamento Europeo en materia de pobreza en el ámbito gitano y ha participado en la Red de lucha contra la pobreza en el ámbito del pueblo gitano en Europa.

Estudió en Salamanca sus dos carreras universitarias, Humanidades y Trabajo Social, donde estuvo en contacto con el colectivo gitano, desarrollando labores precisamente de trabajadora social. Además de estudiar, también compatibilizó el tiempo en las aulas con el trabajo de camarera para poderse costear su mantenimiento.

- Ya tuvo una experiencia política en una lista a un ayuntamiento, pero ahora es la primera al Congreso de los Diputados por Salamanca con Podemos. 
- Me siento muy ilusionada, es un ritmo muy vertiginoso pero estoy contenta de aportar a este proyecto lo que tengo.

- Su procedencia es gallega, donde ha desarrollado su labor profesional durante los últimos años. Entonces, ¿cuál es su vinculación con Salamanca?
- Con Salamanca llevo vinculada muchos años. Mi época de estudiante la pasé aquí y conozco la realidad de Salamanca, pero vengo muchísimo porque tengo aquí a la familia de mi pareja, son salmantinos, llevan aquí toda la vida. Añadiría más. La realidad de Salamanca, con sus peculiaridades, por supuesto, está afectada por los grandes problemas que afectan a las provincias. En Salamanca se nota y se sufre el paro de forma flagrante. Y luego la fragmentación de la provincia, con su problemática rural, sufriendo las consecuencias de la crisis.

- Menciona el paro como gran problema de Salamanca. ¿Qué propuestas tiene Podemos para reducirlo y crear empleo?
- Es activar la economía. Es importante acabar con la reforma laboral actual, tiene carta blanca para hacer absolutamente todo lo que se quiera hacer con los trabajadores y con los autónomos. Hoy es muy fácil despedir, tener un empleo precario, empleos de una semana, y no hay ningún tipo de protección. Si un país no está activado económicamente el resto  siempre falla. Es necesario invertir en desarrollo, investigación e innovación y la universidad es fundamental para ello. Aquí tenemos dos buenísimas y están muy abandonadas. Muchos de los investigadores han tenido que irse al exilio, y los están es con situaciones muy precarias, con un vacío total en las inversiones para el desarrollo de Salamanca. Además se habla de bajar impuestos y dar facilidades a la gente que más necesita el empleo, pero no se ha hablado de números, no se ha puesto una memoria que diga estos son los números y lo que hay que hacer para revertir la situación, para que no pague igual un pequeño autónomo que las grandes empresas del Ibex-35. Es necesario que pague el que más tiene y apostar por los pequeños empresarios, que están casi en una situación de desahucio porque tiene unos impuestos insoportables. No puede ser que la base de la ciudadanía sigamos apretándonos el cinturón y ahogándonos mientras una minoría sigue disfrutando de unos privilegios.

- ¿Qué medidas concretas incluye entonces la memoria económica de Podemos?
- No puede ser que los artículos de primera necesidad estén inflados, igual que la cultura y la educación. Bajar esa fiscalidad a un 10% y subirlos en aquellos productos que consume otra clase de personas, porque hay gente que se compra yates y construye mansiones pero están pagando lo mismo, proponemos que pague más quien más tiene. Y que la banca devuelva el dinero que recibió del rescate con un impuesto necesario, que devuelva los privilegios que se han llevado de una forma gratuita y sin ningún tipo de repercusión ni inversión en la sociedad. 

- Mencionaba antes la inversión en las universidades para generar empleo. ¿Qué contempla Podemos de cara al Octavo Centenario de la Universidad de Salamanca en 2018?
- Hay que devolver la autonomía al profesorado. No puede ser que desde arriba se marque la línea a seguir en desarrollo, investigación, programa, estudios, de una forma totalmente vertical. La universidad tiene que recuperar su gobernabilidad. No puede ser tampoco que se siga promocionando e invirtiendo en universidades privadas en detrimento de la pública. La universidad es un ente que revierte todo lo que crea en la sociedad. Si hay recursos y profesores reconocidos, con inversión en investigación y desarrollo, y no se tienen que ir, entonces la universidad no perderá capacidad ni protagonismo en la sociedad salmantina. En el plan de Podemos hay 8.800 millones de euros para esta inversión. En la universidad se fraguan luego los grandes investigadores, las grandes activistas, qué sociedad queremos y cómo la queremos, pero la reforma universitaria ha sido un desastre, cada vez más cara por las tasas y con menos becas. Hay entre el cinco y diez por ciento de universitarios que no llegan al segundo plazo de pagar la matrícula. Si no se revierte eso Salamanca perderá el prestigio acumulado de siglos y siglos.

- Universidad es educación, uno de los aspectos más polémicos durante los últimos años por la reforma de la ley, la denominada Lomce. ¿Qué hará Podemos si llega al Gobierno?
- La educación pública ha sufrido un mazazo importantísimo. He trabajado mucho en la marea verde y las plataformas educativas que abogan por una renovación pedagógica. Hay que escuchar a esa gente para darse cuenta de lo que ha pasado con la educación pública en este país. Hay que acabar con la Lomce, es un desagüe, ha cuidado mucho que sólo puedan estudiar los que tienen dinero, en cualquier ciclo. En cambio Podemos propone una educación gratuita y de calidad hasta los seis años, con un impacto importante sobre la conciliación laboral y familiar de las mujeres. Tal y como están los sueldos más del 50% se va a guarderías, ¿quién puede asumir pagos de doscientos euros al mes? Muy poca gente. A las mujeres no nos compensa salir a trabajar. Mientras, en las enseñanzas medias se promueve la profecía autocumplida, no puede ser que en tercero y cuarto de la ESO se hagan exámenes para que un niño determine su futuro, para ver si se va por el desagüe de la educación con una formación profesional que no es la que la sociedad demanda. La mitad de los estudiantes de FP básica no han podido continuar al segundo curso y no creo que sean tontos. La educación está programada para reproducir diversos perfiles, si eres hijo de un banquero tendrás todas las posibilidades del mundo pero si eres hija de un tendero o una costurera te vas a quedar fuera del sistema y relegada a un futuro muy incierto. Ha habido siete reforma en tres décadas, cada vez que cambia el gobierno de PP o PSOE es la primera ley que hacen para luego reproducir ciudadanitos en función de su color. La educación tiene que estar blindada en la Constitución, igual que la sanidad.

- La sanidad, otra materia objeto de reformas polémicas durante la última legislatura. ¿Cómo la concibe Podemos?
- Hay que devolverle el protagonismo a la sanidad pública. Para hacernos una imagen de lo que está ocurriendo, es que de la mesa se ha retirado el mantel, la base sólida para sostener un sistema de protección, llevamos años sin tenerlos, está destruido, recortado y se ha derivado a lo privado. El dinero que tiene que estar invertido en ese mantel se ha retirado, y cuando retiras de la mesa un mantel que da estabilidad al resto, la mesa no es estable y se tambalea. En Salamanca ha sido muy sangrante, el congelar las oposiciones, el derivar hacia la privada intervenciones quirúrgicas, se está aplicando la misma política que en Madrid, con una ratio de los facultativos totalmente desbordada, jornadas maratonianas y listas de espera eternas. Se ensalza el modelo privado para nutrir a los hospitales que muy pocos se pueden pagar. 

- ¿De dónde saldría el dinero para invertir más en sanidad pública?
- La clave está en el empleo, pero empleo estable, no de una semana y con salarios mínimos. La reactivación del empleo mirando hacia la gente que mueve el empleo, la pequeña empresa y los autónomos. No mueven el empleo los bancos. Nuestra memoria económica es muy clara, no haríamos números si fueran engañosos, la memoria económica de Podemos la ha elaborado gente de los sindicatos, economistas, gente que está en el mercado, que ve la banca de otra manera, que sabe hacer economía para un país, no para los ricos. Que la gente se la lea, porque la entenderá bien, y que se lean los programas y comparen, eso es esencial. Hay gente que está dudando en votar a lo de siempre, la oposición de toda la vida o apostar realmente por un cambio en este país. El programa de Podemos no son promesas falsas y vacías de contenido, hemos hecho los deberes y los hemos hecho bien, con números. Dicen que vamos a llevar a la ruina al país, pero ese atrevimiento es porque no se han parado a leer con detenimiento las propuestas para poder salir de esta situación. Como no sea ahora vamos a tener otros cuatro años de sufrimiento, de muchísimo sufrimiento. Nuestro plan de rescate es real, con medidas en todos los ámbitos, y no deja a nadie fuera.

- Otra parte fundamental del sistema son los servicios sociales, que conoce bien por su profesión. ¿Qué medidas se incluyen en ese plan de rescate ciudadano?
- Los servicios sociales son la puerta a la calle. Es importante no quitar competencias a los ayuntamientos, y es lo que se está proponiendo desde otros partidos, es llevarnos al caos más horrible. Los ayuntamientos son lo más cercano que tiene un ciudadano a la hora de pedir protección. Los servicios sociales tienen que estar dotados y ahora esa dotación no existe. Se ha hablado mucho de dependencia y dependientes vamos a ser todos, vamos a necesitar de esa protección y seguridad, pero la dependencia está totalmente desmantelada. Hay gente que está fácilmente esperando por una valoración básica, por ejemplo asistencia a domicilio, hasta nueve y doce meses. Hablamos de personas que no pueden ir a la compra y acercarse al centro de salud. Esos servicios se han privatizado, el acento se ha puesto en un criterio económico en la concesión, además de que hay un problema bastante grave de intrusismo. No puede ser por ejemplo que haya pisos de acogida de mujeres maltratadas con personas con una categoría profesional por debajo de la exigida. Se está desmantelando el ámbito profesional de los servicios sociales en favor de empresas privadas.

- ¿Entonces todo debe depender de las administraciones públicas?
- Tiene que depender, aunque hay que complementar con empresas porque ahora no tenemos suficientes funcionarios. Las oposiciones están congeladas desde hace años, no salen plazas de trabajadores sociales. Por eso se pueden complementar los servicios sociales con empresas, pero controlando que el servicio sea de calidad, no con concesiones al que más barato ofrezca el servicio sin garantizar un servicio de calidad.

- Sería cargar más gastos al sistema público. ¿Pueden salir las cuentas con el tejido económico y social actual?
- Los números salen si ponemos el acento en otro punto, que el dinero no salga de los mismos, porque ya estamos ahogados. Por ejemplo ese impuesto solidario a la banca que mencionaba antes, eso salvaría a muchos servicios públicos. Hay gente que se ha enriquecido a cuenta de ahogar a los pequeños consumidores. 

- ¿En ese plan económico de Podemos hay sitio para las infraestructuras?
- Tiene que haberlo. Si no hay infraestructuras el país no se mueve. En Salamanca la industria casi no existe, hablamos de denominaciones de origen, jamones, leche, muy valoradas fuera de Salamanca, pero por ejemplo la leche se paga por debajo del precio de coste. Hay que poner en valor lo que se tiene, que la gente vuelva a creer trabajando, pero sin ayuda del Estado es imposible. Se está apostando por lo privado, por cosas que ya tienen demasiados beneficios fiscales, no hay una apuesta clara por una economía de base.

- ¿Qué tiene que decir Podemos sobre el campo, sobre los pueblos?
- Podemos está en los pueblos. De hecho, somos uno de los grandes apoyos contra la mina de uranio, con gente de muy arriba que ha utilizado su tráfico de influencias para que esto se diera. Tanto Equo como Podemos lleva cinco años trabajando contra eso, que se vea que se está jugando con la salud. A la gente le está temblando sus casas. En Portugal ya pasó y hay un elevado número de personas con cáncer. Esto afectará a las generaciones del futuro, pero Podemos está ahí defendiendo los derechos de la gente. No estamos hablando de que el paisaje quede mejor o peor, sino de personas y de siglos de radiactividad y contaminación. 

- Hablando de luchar, su vida siempre ha estado marcada por el activismo.
- Los prejuicios son lo más duro contra lo que tenemos que luchar. La falta de información lo que hace es distorsionar. Lo sé bien por mi condición de gitana.

- En Salamanca hay algunos barrios, sobre todo Buenos Aires, con importantes problemas de convivencia.
- En cualquier ciudad de España, incluso en Europa, siempre hay alguien que un barrio es el barrio de los gitanos, el barrio conflictivo, el barrio segregado, el barrio malo. Alguno no cumplirá las normas de convivencia y respeto, como hay en todos los barrios, pero el problema está más en las políticas sociales que se han diseñado en este país. Ha sido nefasta en educación e infraestructuras, porque las políticas se han hecho desde un despacho. Cualquier profesional de activismo social te diría que las políticas sociales se han desarrollado sin una necesidad vivida desde el punto de vista de la ciudadanía. Siempre ha habido barrios gueto y siempre es mucha casualidad que en toda España sean los gitanos. Algo falla. Se ha convertido a muchas personas en poco activas, sin asumir deberes y obligaciones. Eso no es cuestión de una etnia, sino con las políticas segregacionistas y mal diseñadas de las administraciones, horribles por parte de la derecha y malas por parte del PSOE. Se han fabricado barrios para que sean guetos. Cuando estudiaba estuve alojada en Pizarrales y me decían que estaba loca por irme al barrio de El Lute, o cuando realicé trabajos sociales en Buenos Aires me decían que no entrara, que iba a salir sin ropa. Hay realidades totalmente distorsionadas.

- Para quienes no la conozcan, ¿cómo se define María José Jiménez?
- Soy una persona muy normalita, muy ciudadana de calle, muy activista, llevo desde los quince años. Me decían que era ilegal que estuviera allí, pero les contestaba que llevaba el carnet de mi madre para poder colaborar. Mi vida entera es el activismo, es el cambio. Y por supuesto tengo un algo añadido, lo que resulta más revulsivo en mí, la igualdad entre hombres y mujeres, y temas de igualdad en la propia sociedad. Todos nos merecemos la oportunidad de significar en este país. 

- Si es elegida diputada por Salamanca, ¿cuál será su prioridad?
- Tener un proyecto de vida en Salamanca para mí es esencial. Quise hacerlo para disfrutar de la cultura de esta ciudad, lo intenté durante cuatro años pero no encontré un trabajo, mi pareja tampoco. Por eso tuve que emigrar. No pudimos quedarnos. Si soy elegida diputada mi primera apuesta es la vuelta del exilio, ofrecer a los salmantinos que vuelvan a Salamanca y trabajen por Salamanca. Hay una generación entera que no existe, que se ha tenido que ir, me he encontrado muchos en otras provincias de España. Vuelven aquí por Navidad, para votar, para ver a la familia, pero no vuelven a la ciudad para quedarse, para consumir aquí, para trabajar por su ciudad y promocionarla.

- En resumen, ¿por qué los salmantinos deben votar por Podemos el 20 de diciembre?
- Porque es un proyecto real, no se vende humo, y porque además el proyecto de Podemos engloba a la mayoría de las personas que son ciudadanos normales, de la calle, de la sanidad, de la educación, de las tiendas, del mundo real. Hemos pensado en toda la gente, no en una minoría privilegiada. Si se paran a pensarlo y a leer nuestro programa, lo verán.

Comentarios
Lo más