La libertad vigilada supone el 58% de las medidas judiciales en medio abierto

La libertad vigilada supone el 58% de las medidas judiciales en medio abierto

Cuando un menor de entre 14 y 18 años comete un delito, el juez de menores pude decretar o el internamiento o su inclusión en el medio abierto. Es en esta segunda medida donde una vez que hay sentencia comienza su trabajo la Unidad de Intervención Educativa de la Gerencia de Servicios Sociales. La Unidad está formada por técnicos con una preparación específica que son los encargados de que los menores cumplan con las medidas judiciales o administrativas impuestas.

En la provincia de Salamanca la medida judicial de libertad vigilada fue la más impuesta en 2013, con un total de 153 del total de las 263 ejecutadas, lo que supone un 58%, según los datos de la Gerencia de Servicios Sociales. Se trata de la medida más exigente, ya que además de tener que acudir con una determinada frecuencia a la Unidad Educativa, también tienen que realizar actividades de carácter socioeducativo -normalmente se te trata de una actividad académica y de otra de inserción específica-.

En segundo lugar se encuentran las prestaciones a la comunidad, cuya cifra ascendió en 2013 a 57 en la provincia de Salamanca. Después aparece la convivencia en grupo educativo, con 36 medidas ejecutadas el pasado año. En cuarto lugar está las tareas socioeducativas con 10 medidas, en quinto lugar el fin de semana en domicilio con 5 medidas en 2013, y en último lugar con un solo caso se sitúan tanto el tratamiento ambulatorio como el internamiento terapéutico. 

Medidas administrativas

Cuando un menor en el momento de cometer el delito o falta tiene menos de 14 años solo se le pueden imponer medidas y actuaciones administrativas dentro del medio abierto. En Salamanca durante 2003, la Unidad de Intervención Educativa atendió a un total de 282 casos -no solo de menores de 14 años, sino también de seguimiento a los que finalizan las medidas judiciales-.

Y es que una vez que finaliza la medida judicial impuesta, la Unidad de Intervención Educativa realiza un  periodo de seguimiento al menor que es obligatorio para la Administración, pero que sin embargo es voluntario para el menor.

En total en 2013, la Unidad de Intervención Educativa realizó en Salamanca un total de 588 actuaciones, 263 de medidas judiciales, 282 de medidas y actuaciones administrativas, y 43 de colaboración con centros propios.         

Comentarios