Los funcionarios entran en campaña al exigir sus derechos laborales precrisis

Los funcionarios entran en campaña al exigir sus derechos laborales precrisis

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha iniciado una ronda de contactos con las diferentes formaciones políticas que se presentan a las próximas elecciones generales para trasladarles las reivindicaciones fundamentales que trasladan las empleadas y empleados públicos.

Desde CSIF entienden que en las anteriores elecciones los españoles “ya trasladaron un mensaje claro de cambio y de consenso en las políticas de las diferentes formaciones. Creemos que se ha acabado el tiempo de las mayorías absolutas y previsiblemente las cuatro principales fuerzas políticas se verán obligadas de nuevo a sentarse a negociar”.

En este sentido, los funcionarios reclaman a los partidos un ejercicio de responsabilidad y altura política y buscar un común denominador, que a tenor de los diferentes programas podría pasar por un programa de reformas de carácter social y laboral; reformas de regeneración política, transparencia y lucha contra la corrupción; reformas para el fortalecimiento de los servicios públicos muy deteriorados durante la crisis económica.

Reivindicaciones de los empleados públicos

- Recuperación de las condiciones laborales. Un calendario para la recuperación del poder adquisitivo (hasta el 30 por ciento en función de los recortes de las diferentes administraciones) de mayo de 2010.

- Jornada laboral de 35 horas semanales. Es una medida fundamental para repartir la carga de trabajo y crear empleo de calidad y cualificado. Esta medida redunda en la satisfacción y productividad y aumentaría la calidad en la prestación de los servicios que reciben nuestros ciudadanos.

- Eliminación definitiva de los descuentos retributivos en todas las bajas por enfermedad.

- Derogación de la disposición adicional de la reforma laboral, en lo concerniente al despido del personal laboral del personal de las Administraciones Públicas.

- Fomentar medidas de flexibilidad horaria (bolsa de horas) y conciliación de la vida familiar y laboral.

- Refuerzo de las plantillas de las diferentes administraciones públicas. Pedimos la supresión de la tasa de reposición y un estudio de las necesidades reales de empleo.

- Negociación de una Ley de Función Pública que devuelva la dignidad, el prestigio y la dedicación de nuestras empleadas y empleados públicos, y que mejore la promoción y la carrera administrativa

- La regeneración democrática de los sindicatos. Para mejorar el actual sistema de representación sindical incorporando a la negociación colectiva nuevas organizaciones sindicales que reflejen la pluralidad de la sociedad española, actualmente constreñida en el ‘bipartidismos sindical’ de las dos organizaciones tradicionales de clase.

- Reforma de la Ley Orgánica de Libertad Sindical (rebajar del 10 al 5 por ciento el umbral para obtener representatividad, como ocurre en el Congreso de los Diputados).

- Reforma del reglamento de elecciones sindicales para anular los delegados de empresas extinguidas.

- Mejora del sistema de elecciones sindicales para favorecer la participación en empresas de uno a seis trabajadores, que actualmente no participan. Los centros de más de cincuenta trabajadores tendrían su comité propio.

- Mejoras en las condiciones de jubilación y abrir la posibilidad de que los funcionarios del mutualismo administrativo, y de manera voluntaria, puedan incorporarse al régimen general de la Seguridad Social realizando un trasvase único del régimen de clases pasivas.

Comentarios
Lo más