El Ayuntamiento aprueba los impuestos y tasas para 2017, que seguirán congelados

El Ayuntamiento aprueba los impuestos y tasas para 2017, que seguirán congelados

El Ayuntamiento de Salamanca acoge desde este viernes a las 10:00 horas una sesión ordinaria del pleno de la Corporación municipal en el que destaca la aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales para el año 2017. Incluyen importantes novedades en rebajas en varios tributos y con la congelación del resto de impuestos, tasas, precios públicos y tarifas, según el acuerdo entre el equipo de Gobierno del Partido Popular y Ciudadanos.

Destaca la rebaja que se producirá en el impuesto de plusvalía, entre el 5,4% y el 7,1%, o el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras y las tasas de licencia urbanística que impulsen obras de eficiencia energética y de mejora de la accesibilidad. Estas tendrán una bonificación de un 70% para las áreas no consideradas como preferentes, mientras que estas tendrán la bonificación del 90%. Las áreas preferentes, que se corresponden con las más deterioradas, son San Bernardo, Oeste, Carmen, Pizarrales, Vidal, Ciudad Jardín, Chinchibarra, Garrido, San José, La Vega o Buenos Aires. De esta medida se beneficiarán 22.500 personas.

Por otro lado, también se le otorgarán más ventajas en el impuesto sobre bienes e inmuebles a las familias numerosas, a los que se les aumentará el ratio de ingresos para acogerse a una mayor bonificación. Además, se congelará para el resto de la población haciendo caso omiso, ha dicho el alcalde, a la opción que otorgaba el catastro de actualizar los valores en un 5%. 

También se ajustará a la regulación de la Junta de Castilla y León el impuesto sobre vehículos para favorecer a los que contaminen menos. De hecho, se bonificará con un 75% en el impuesto para los catalogados como cero emisiones para toda la vida, mientras que para los llamados ECO la bonificación será por seis años. 

Precios públicos y tasas

Con respecto a los otros precios públicos, tasas y tarifas, todas se congelarán debido al acuerdo programático que se alcanzó con Ciudadanos para esta legislatura y que durará hasta 2019. De esta manera, entre otros, el precio de autobús, de las piscinas o de la basura no subirá ni bajará en 2017 con respecto al año actual. 

De hecho, con el objetivo de apoyar a la empresa familiar, en los supuestos de transmisiones de empresas a favor de familiares, el Ayuntamiento aplicará una bonificación del 50% en la Plusvalía en los supuestos de transmisiones de terrenos vinculados a una actividad económica, realizada, a título lucrativo y por causa de muerte, a favor de descendientes o adoptados, cónyuges, ascendientes y adoptantes, siempre y cuando haya derecho de exención en el Impuesto sobre el Patrimonio y el adquirente mantenga el inmueble al menos tres años.

Con este mismo fin, el Ayuntamiento eliminará prácticamente la cuota por la tasa de licencia ambiental, comunicación de inicio de actividad o de apertura, en los supuestos de cambio de titularidad de la actividad por sucesión en la misma de familiares vinculados al anterior titular por línea directa o colateral hasta el segundo grado inclusive. Tendrá el mismo tratamiento que el inicio de actividad.

Otras rebajas en el ámbito social

En las ordenanzas fiscales para 2017 también se rebajan y se adaptan algunos impuestos del ámbito social. En este sentido, el Ayuntamiento rebajará un 50% las tarifas anual y mensual por el uso del sistema municipal de préstamo de bicicletas, pasando de 26 a 13 euros al año y de 15,5 a 7,75 euros al mes.

También, y atendiendo las demandas de la Asociación de Padres y Madres de la Escuela Municipal de Música, se reduce en un 50% el precio de la renovación de matrículas (de 30 a 15 euros) y se rebajan los precios de materias obligatorias (Formación Instrumental y Lenguaje Musical), unificándolas en una materia de formación integral con una cuota un 16% más barata (de 71,19 a 60 euros). En cambio, se actualiza el precio para las matrículas nuevas, que pasarán a costar 40 euros.

Junto a estas nuevas medidas, el Ayuntamiento adaptará las tarifas de los servicios de Ayuda a Domicilio, Comida a Domicilio y Teleasistencia a la Ordenanza tipo de la Junta de Castilla y León, con efectos beneficiosos para las cuotas de los usuarios. En concreto, las novedades que se introducen son: la inclusión de un coeficiente corrector para evitar el incremento del copago a causa del efecto combinado de la congelación del IPREM y el incremento de la capacidad económica de los usuarios por la revalorización de sus pensiones; la ampliación del cómputo de menores, pasando de 18 años actuales a los 25; y el establecimiento que la cuantía del mínimo exento de patrimonio sea de 40 veces el IMPREM (21.300,40 euros), en lugar de los 20.000 euros actuales.

Debate

Gabriel Risco, concejal de Ganemos, criticó que tanto PP y Ciudadanos pinten un panorama idílico cuando no es así “porque se consolida la subida de impuestos y tasas como viene haciendo el Partido Popular desde que gobierna este Ayuntamiento hace 20 años”. Por otro lado, Risco anunció las modificaciones que como grupo presentan a ordenanzas fiscales como el IBI: “el impuesto más caro para los salmantinos”, añadió. “Este incremento que hizo el Ministerio de Hacienda lo hizo con carácter provisional por la crisis, pero el alcalde y el PP presume de haber conseguido mejorar la situación económica pero el IBI lo mantiene. Si ya se ha recuperado la situación económica, entendemos que lo que hay que hacer es dar las gracias por el esfuerzo que han hecho los ciudadanos pero eliminemos el recargo del 10% impuesto por el Ministerio y revisemos también las exenciones del IBI”.

Alejandro González, concejal de Ciudadanos, dijo mostrarse contento “porque vamos a aliviar la presión de los ciudadanos y de las empresas de Salamanca”. Ello, remarcó, gracias al acuerdo programático entre PP y Ciudadanos por el que se acordó congelar las tasas y precios públicos e incluso bajarlos. Por otro lado, se mostró contrario a la bajada del IBI para así asegurar un ingreso a las arcas municipales de 45,5 millones de euros y evitar el endeudamiento de la administración local. En suma, valoró de forma positiva que se pueda dar sostenibilidad a los servicios públicos manteniendo su calidad sin que ello suponga mayor esfuerzo al bolsillo de los salmantinos y a las mismas con el voto a favor de las ordenanzas. “Voten lo que voten, estas ordenanzas fiscales llevan el sello de todos los grupos municipales y este camino constructivo es el que hay que seguir porque nos parece que vamos bien”.

José Luis Mateos, portavoz socialista en el Ayuntamiento,  indicó que “las ordenanzas fiscales no devuelven el esfuerzo realizado por los salmantinos”. Dijo no gustarle al PSOE estas ordenanzas, como subrayó en junio cuando tuvo lugar la aprobación inicial, en las que por ejemplo se paga más del 35% “cuando las condiciones de vida son diferentes”. Por otro lado, y teniendo como en cuenta una revalorización negativa del IPC, el socialista lamentó que no se hayan actualizado las ordenanzas con una revisión a la baja. Por tanto, y a su juicio, son unas ordenanzas que no recogen una progresividad fiscal “y no responden a lo de quien más tiene, más tiene que pagar”. “Las ordenanzas se han consolidado”, señaló describiendo las 28 propuestas que ha presentado el PSOE “en favor de las familias salmantinas que peor lo están pasando y en los jóvenes, dinamización económica, desarrollo sostenible y la devolución del esfuerzo fiscal. “Hay alternativas a estas ordenanzas fiscales”, concluyó a la vez que se refirió a la gestión socialista para abaratar el bus urbano o el servicio municipal de préstamo de bicicletas.

En representación del Grupo Popular, Fernando Rodríguez destacó la participación de la oposición “para enriquecer y terminar de completar el acuerdo alcanzado respecto de las mismas por parte de PP y Ciudadanos”. Para Rodríguez, estas ordenanzas favorecerán a las familias por la congelación de precios y tasas. También contribuirán la generación económica haciendo uso por ejemplo de la rehabilitación urbana y mediante la proposición de incentivos fiscales a la vez que favorecerán al medio ambiente fomentando la movilidad sostenible por los beneficios incluidos en los impuestos de vehículos, aparcamiento ORA o en el servicio de préstamo de bicicletas. Además, añadió que las ordenanzas también supondrán un beneficio para quienes deseen acceder a una vivienda de protección oficial favoreciendo al derecho a la vivienda. Por otro lado, alabó que se hayan abaratado los precios públicos, cuestión que a su juicio “choca contra la actualización que Ganemos y PSOE dicen defender porque reducimos los precios y tarifas para diversos colectivos y familias con pocos ingresos”. Finalmente, puso de manifiesto que no sería de recibo aprobar otra cosa que pusiera en peligro la entrada de ingresos en el Ayuntamiento “limitando el gasto en años futuros o impidiendo el desarrollo los programas sociales que promueve”. "Si ustedes gobernaran no propondrían la rebaja de impuestos que ahora proponen", criticó especialmente al PSOE.

Ganemos propone subir el IBI un 50% para propietarios de viviendas desocupadas

Finalmente, Ganemos ha presentado una enmienda para facilitar el acceso a la vivienda y que se ha debatido en el pleno. La edil Virginia Carrera, considera que en el Ayuntamiento debería anticiparse para aumentar en un 50% el IBI para personas que cuenten con una segunda vivienda desocupada de carácter permanente. “Las viviendas se quedan en manos de los bancos, siendo un derecho constitucional, y cada día hay personas que son desahuciadas”. En suma, y haciendo uso del voto particular, Ganemos volvió a solicitar que la administración sea quien gestione el servicio de agua y pase de ser precio a ser tasa. “Cuando este servicio lo gestionaba el Ayuntamiento, funcionaba bien hasta que el PP lo vendió a una empresa privada en 1996 para encarecerlo. Es una cifra de negocio con algo que es un servicio esencial para la gente”, añadió Gabriel Risco.

Comentarios
Lo más