Algunos pubs comienzan a restringir la entrada a grupos con más de diez personas

Algunos pubs comienzan a restringir la entrada a grupos con más de diez personas

Desde hace meses los hosteleros salmantinos se muestran divididos al respecto de las despedidas de soltero. La proliferación de este tipo de celebraciones supone un ingreso para los negocios de ocio nocturno, pero los altercados en que están derivando algunas al final también generan gastos. Hay pubs que ya comienzan a restringir la entrada. 

Esta situación ya se dio antes en otras ciudades donde la proliferación de despedidas de soltería se convirtió en avalancha de la noche a la mañana, al igual que está ocurriendo en Salamanca. En Logroño, por ejemplo, de las cuatro o cinco que había cada fin de semana se pasó a casi medio centenar, todas concentradas en una misma calle, lo que derivó en peleas y actitudes incívicas. Los vecinos dijeron basta, pero sobre todo los propios establecimientos hosteleros dijeron basta al ver cómo los ingresos que pudieran obtener por las despedidas se iban en mayores gastos por los destrozos que provocaban.

En Salamanca los porteros de algunos pubs están parando sobre todo a grupos con más de diez personas. Principalmente hombres si muestran un avanzado estado de ebriedad, pues su conducta suele ser más violenta que la de las mujeres. Y es que se pretende evitar posibles altercados en el interior del local o al menos mal ambiente, que al final resta clientela que consume.

Comentarios
Lo más