Cierres de tiendas de compraventa de oro al remitir el furor por este metal precioso

Cierres de tiendas de compraventa de oro al remitir el furor por este metal precioso
Los carteles negros sobre fondo amarillo anunciando un negocio de compraventa de oro comienzan a reducirse al remitir el furor por este metal, lo que está propiciando el cierre de tiendas y franquicias.

Según explica Ramón Bilbao, director gerente de Metales y Derivados del Oro, “estamos asistiendo a una criba propiciada, sobre todo, por dos factores: el primero la corrección en el precio del oro físico que alentaron sin pudor los bancos centrales para, suponemos, devolver las toneladas de oro que adeudan a sus prestamistas, sobre todo chinos. Por otro lado, el inevitable agotamiento de las reservas de oro para vender que los particulares de nivel socio económico medio-bajo tenían en sus casas y que tuvieron que vender en forma de incesante goteo para paliar sus maltrechas economías”.

Al haber menos oro en circulación y el precio ser menos atractivo, algunas pequeñas tiendas, sobre todo de pueblos y periferias, están empezando a cerrar sus puertas. También hay franquicias y cadenas de Compro Oro que comienzan a desprenderse de aquellos locales de sus redes que arrojan peores resultados por su ubicación. “Esta circunstancia va a hacer que el sector se depure y se profesionalice para, en los próximos años, convertirse en una actividad más rentable, más regulada y más profesional”.

A modo de ejemplo, una tienda con una producción de 5 kilos de chatarra mensuales puede obtener en torno a 10 gramos más de oro puro por kilo, al año más de seiscientos gramos. “El futuro inmediato de las tiendas del sector pasa por el afinaje y la venta del metal a empresas capaces de ofrecer ese servicio. Desde hace meses venimos notando un incremento considerable de empresas que se animan a profesionalizarse y mejorar sus resultados”, concluye Bilbao.

Comentarios
Lo más