Ciudadanos del Patrimonio denuncia la alteración, destrucción y saqueo de El Botánico

Ciudadanos del Patrimonio denuncia la alteración, destrucción y saqueo de El Botánico
La asociación insta a las administraciones públicas a que exijan a la Universidad de Salamanca que cumpla con las medidas requeridas para lograr la conservación de los restos y su seguridad

La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio se ha dirigido a las Administraciones Públicas competentes en materia de patrimonio para instarlas a que velen por el cumplimiento de la legislación y, por tanto, exijan a la Universidad de Salamanca la adopción de medidas que permitan la conservación de los restos arqueológicos de El Botánico y la mejora de la seguridad del enclave.

En junio de 2015 la asociación denunció que tras los trabajos de excavación realizados quince años antes los restos fueron cubiertos convenientemente, pero transcurrido tanto tiempo y encontrándose expuestos a las inclemencias meteorológicas, a la vegetación que ha proliferado en algunas ocasiones en gran cantidad y a la suciedad, las medidas de conservación han resultado insuficientes. Por ello, entonces, se solicitaba la adopción de nuevas medidas, las cuáles todavía no se han llevado a efecto.

En julio de 2016, de igual forma, se denunció que el vallado de la parcela, prácticamente inexistente, permitía el acceso libre y se exponía con fotografías cómo se había alterado, destruido y saqueado ese enclave arqueológico.

A raíz de ello, el Ayuntamiento de Salamanca emitió el pasado mes de septiembre un informe en el cual se corroboraban los hechos descritos por la Asociación, se recordaba la catalogación de esos restos arqueológicos y el deber legal de la propiedad para conservarlos y protegerlos físicamente. En ese informe se requería a la propiedad a revisar el vallado, a elaborar un informe -por técnico competente- sobre el estado actual de los restos y los desperfectos producidos y a trasladar la piedra tallada desplazada hasta la Vaguada de la Palma a un centro para su depósito y custodia.

Transcurrido un tiempo más que suficiente la Universidad de Salamanca todavía no ha adoptado las medidas que le fueron requeridas abandonando este enclave arqueológico a la intemperie, facilitando el acceso de los desaprensivos y demostrando su desapego con el patrimonio histórico común del que es responsable.

El Botánico

Junto a la Calle Balmes, en Salamanca, se sitúa la parcela conocida como 'El Botánico', donde hace casi quince años se encontraron los restos del Colegio Mayor de Cuenca, del Convento de San Agustín (obra de Juan de Álava), de la judería, etc. Se trata de la muestra más completa del urbanismo salmantino desde época celtibérica hasta los años 70 del pasado siglo; a la que deben añadirse los hallazgos de la antigua aljama, suelos enmorrillados, cerámicas, etc. Por ello, este enclave arqueológico debería gozar de toda la protección legal necesaria para ser conservado de forma íntegra.

La cuestionada situación actual se acompaña también de una falta de perspectivas para la conservación y gestión futura de unos restos que forman parte de la historia de Salamanca. Mientras esta situación se mantenga, se estará privando a la población de conocer su pasado, una renuncia que no puede ser amparada por las Administraciones Públicas competentes en materia de patrimonio. Según opinión de algunos expertos, los restos deberían volver a cubrirse hasta la realización de un proyecto de Aula Arqueológica, con fines culturales y turísticos, al igual que otras que en los últimos años se han puesto en marcha en España y en Castilla y León con notable éxito.

Comentarios
Lo más