Los préstamos para universitarios no tienen en cuenta el contexto de paro juvenil

Los préstamos para universitarios no tienen en cuenta el contexto de paro juvenil
Facua-Consumidores en Acción exige al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que modifique las condiciones de los Préstamos Renta Universidad ICO debido a un contexto con cifras de paro juvenil del 57% que impide a los posgraduados afrontar su devolución. "Sin interés, sin comisiones y sin necesidad de presentar ningún aval". De esta forma tan atractiva vendía el Instituto de Crédito Oficial (ICO) en 2007 estos préstamos para estudiantes de másteres oficiales por valor de hasta 22.800 euros. "Estudiar más no cuesta tanto", encabezaba la publicidad.

Desde entonces, los gobiernos de PSOE y PP han ido endureciendo los créditos en sucesivas convocatorias con la introducción de intereses y la obligación de devolver el crédito en dos o tres años aunque los estudiantes no obtuvieran ingresos suficientes, alerta Facua. Algunos de los afectados se han puesto en contacto con la asociación para denunciar presiones de las entidades financieras para que devuelvan el dinero pese a encontrarse en situación de desempleo, insolvencia o precariedad laboral, bajo amenaza de inclusión en una lista de morosos.

 

Para la asociación, la reciente apertura anunciada por el Ministerio de Educación de un nuevo plazo para solicitar la ampliación de la carencia en tres años para la convocatoria 2009/2010 resulta totalmente insuficiente y exige una solución real para los afectados. Además, considera aberrante que el Gobierno destine cantidades descomunales de dinero a rescatar bancos que se aprovecharon de la burbuja inmobiliaria mientras deja a la deriva a quienes optaron por formarse y labrarse un futuro que hoy dista de ser el más adecuado para ellos.

 

Por ello, Facua reclama al ministerio que dirige Juan Ignacio Wert que realice los trámites necesarios para que, tal y como establecían las condiciones iniciales, los afectados no tengan que hacer frente a los pagos hasta que sus ingresos anuales no fueran los esperados. Y reivindica la necesidad de ofrecer una solución urgente para aquellos que se acogieron a la última edición de estos créditos, la 2010/2011, quienes sólo disponen de dos años de carencia sin posibilidad de prórroga para devolver las cuantías.
Comentarios