Los salmantinos son los que menos medidas toman para proteger su futuro

Los salmantinos son los que menos medidas toman para proteger su futuro

Los hogares salmantinos son los que menos medidas toman para proteger su futuro económico de toda España: seis de cada diez (el 61%) aseguran no contar con ninguna solución de protección familiar, un dato notablemente superior al de la media nacional, que es del 49%. Además, la mitad (51%) de las familias con hijos menores no dispone de instrumentos de protección privada que les permitan afrontar las consecuencias económicas de dramas imprevistos, lo que representa un 9% más que el conjunto nacional.  

Son datos del estudio marco ‘La cultura financiera de la familia española, el ahorro y sus medidas de protección’. Esta investigación ha sido realizada por el Instituto para la Protección Familiar, entidad que nace según explica su director, Eduardo Creagh “con el objetivo de mejorar la cultura financiera de las familias en España y concienciar de la necesidad de tomar las medidas más adecuadas en cuanto a la protección familiar, así como contribuir a la planificación responsable de su mejor futuro económico”. Se trata de una iniciativa del instituto de estudios sociológicos Análisis e Investigación y la Universidad Rey Juan Carlos, y cuenta con la colaboración de Aegon-Santander Vida.

Salamanca no sólo está entre las provincias donde las familias aseguran tomar menos medidas de protección; el estudio marco también pone de relieve que es donde los encuestados tienen una peor percepción sobre su propia cultura financiera. Los salmantinos son los españoles que más se suspenden en este ámbito (un 27% se autoevalúan con una nota inferior a 5, frente al 19% de los que se suspenden a nivel nacional) y se dan una nota ligeramente inferior a la de la media nacional: un 5,33 sobre 10, frente al 5,58 con el que se evalúa el conjunto de los españoles.  

Además creen, en mayor medida que el resto de los españoles, que su escasa cultura financiera puede estar haciendo peligrar sus oportunidades para proteger mejor a la familia: siete de cada diez (el 70%) que dicen tener unos conocimientos bajos o medios sobre finanzas manifiestan este temor, frente al 60% que apunta la media nacional. A pesar de ello, el 72% de los entrevistados se siente capacitado para tomar las decisiones más adecuadas para planificar el futuro económico de su familia y sólo el 45% de los encuestados en la comunidad estaría interesado en mejorar su cultura financiera de forma gratuita, lo que demuestra un interés un 6% menor al del conjunto de los entrevistados a nivel nacional.   

Nada de tiempo para la planificación económica  

Es significativo que casi tres de cada diez hogares no dedican nada de tiempo a planificar el futuro económico. “Nada, es algo en lo que no pienso habitualmente”, respondieron el 29% de los encuestados, un dato algo superior al nacional (24%). Además, el porcentaje de los que dedican más de siete días al año a organizar el futuro económico está nueve puntos por debajo de la media nacional (45%).  

El 40% de los encuestados aseguran que no conseguirán ahorrar en 2014, un dato más favorable que el del conjunto nacional, donde el 49% de las familias creen que no ahorrarán. Un 36% afirma que sí conseguirán ahorrar (lo que representa un 3% más de los entrevistados a nivel nacional) y un 23% de los entrevistados en la región no saben si al final de año habrán conseguido guardar algo de dinero.  

La capacidad de ahorro está ligada a la adopción de soluciones de protección familiar: el porcentaje de los que sí toman medidas para asegurar el futuro económico está veinte puntos por encima entre los hogares salmantinos que prevén ahorrar, con un 51% frente al 31% de los que dicen que no podrán ahorrar.  

 

Comentarios
Lo más