María José Salgueiro toma posesión como delegada del Gobierno en Castilla y León

María José Salgueiro toma posesión como delegada del Gobierno en Castilla y León

El ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, y la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, han asistido en la mañana de hoy al acto institucional de toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro Cortiñas, al que también ha asistido la vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón Santiago, acompañada por varios consejeros del Gobierno autonómico; el anterior delegado del Gobierno, Juan Carlos Suárez-Quiñones;  los subdelegados del Gobierno en las nueve provincias; y otras autoridades políticas, judiciales y militares, además de otros representantes de la Administración autonómica, provincial y municipal de la región; representantes del diálogo social (empresarios, sindicatos, autónomos, organizaciones agrarias…), de los colectivos que trabajan para las personas más necesitadas (Cáritas, Cruz Roja, Banco de Alimentos…); de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; representantes de la Administración General del Estado en la región; representantes de medios de comunicación; familiares y amigos… 

El acto ha comenzado con la lectura por parte del secretario general de la Delegación del Gobierno, Antonio Andrés, del acuerdo del Consejo de Ministros del pasado viernes de nombramiento como nueva delegada del Gobierno en Castilla y León a María José Salgueiro Cortiñas, quien a continuación juró el cargo y realizó su intervención ante los invitados. Cerró el acto el ministro de Justicia, Rafael Catalá. 

Ambos acompañados en el escenario del salón de actos de la Delegación del Gobierno por la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina; la vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, y el anterior delegado del Gobierno, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Su intervención

Quiero expresar públicamente mi compromiso con las tareas y obligaciones del puesto del que ahora acabo de tomar posesión, recogidas en el art. 154 de la Constitución Española.

Y lo hago desde el convencimiento de que el interés de todos y cada uno de los dos millones y medio de castellanos y leoneses tiene que ser el eje sobre el que pivota toda la labor de los más de 37.000 funcionarios de la Administración General del Estado en esta Comunidad. Cuento con todos ellos y les pido trabajo, dedicación, tesón y profesionalidad. Y también les digo que, desde hoy mismo cuenten conmigo para cuanto necesiten en la mejora de la Función Pública, y del servicio al ciudadano. 

El servicio a los ciudadanos implica escucharles y estar atento a sus necesidades, pero también dialogar. El carácter de nuestra gente es participativo, ofreciendo su colaboración y sus ideas para mejorar la sociedad. No podemos perder esta inmensa riqueza y por ello hemos de apoyarles y animarles al emprendimiento y al trabajo solidario.

Este compromiso con el servicio público debe materializarse a través del ejercicio responsable, gestionando con eficacia y honradez los recursos que se ponen a nuestra disposición. 

A ese empeño he consagrado buena parte de mi carrera profesional y política. 

Un elemento esencial para ello es la relación y coordinación con las administraciones autonómica y local, mandato constitucional del que no sólo soy una defensora, sino también una absoluta convencida. 

Por todo ello, hoy quiero hacer público mi ofrecimiento y disponibilidad para la consecución de estos objetivos,  a la vez que solicito a todos vuestra ayuda y colaboración, porque cuanto mayor sea nuestro grado de coordinación mejor será el resultado de nuestro trabajo para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. 

Gracias al esfuerzo de todos hoy es posible afirma que la durísima crisis económica por fin comienza a dar síntomas de recuperación y los indicadores económicos así lo demuestran. 

Crecimiento de la producción, aumento de las exportaciones o la reducción de las tensiones financieras son algunos de los ejemplos que los diversos organismos internacionales reconocen y vaticinan para nuestro país. 

Para ello, además de políticas sociales serias y de compromiso, acometidas por el Gobierno de la Nación, nuestro país ha contado con el apoyo y el esfuerzo de todos los españoles que han mostrado su capacidad de superación en momentos especialmente difíciles para España. 

Esta mejora en los datos económicos, sin embargo, continúan situando al desempleo como la principal de nuestras preocupaciones. Por eso, y pese a la importante reducción en el número de desempleados en Castilla y León –un 11.72% menos que hace un año-, nuestra principal preocupación y obsesión tienen que seguir siendo los 194.000 parados que todavía buscan un trabajo en nuestra Comunidad. Como decía el consejero de la Presidencia, el viernes pasado, en las tomas de posesión de su equipo, cuando cada día nos sentemos en nuestra mesa de trabajo, nuestro primer pensamiento tiene que ser para esas personas, para esos ciudadanos que siguen viviendo una difícil situación. Su futuro ha de ser nuestra principal ocupación del presente. 

No quiero dejar de destacar la ingente tarea que cada día se realiza por parte de cientos de voluntarios en toda Castilla y León. Desde los Bancos de Alimentos, la  Cruz Roja o Cáritas, decenas de instituciones colaboran allí dónde hay una necesidad, allí donde hacen falta. 

Gracias, de todo corazón, a todos ellos, voluntarios y auténticos héroes anónimos que caminan por nuestras calles y plazas convirtiéndose en ejemplo de una sociedad moderna y desarrollada. 

Y ejemplo de una sociedad moderna es también la seguridad. Los hombres y mujeres de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en nuestra Comunidad son el mejor exponente de profesionalidad y entrega personal y así, una vez más y año tras año, reciben el reconocimiento de los ciudadanos a la cabeza de las instituciones mejor valoradas en toda España. Gracias a todos ellos y sus familias por hacernos sentir orgullosos de una labor tan encomiable. 

Y es que los más de 7.000 guardias civiles y los más de 3.000 policías nacionales destinados en Castilla y León son los responsables directos de que vivamos en una de las regiones más seguras no sólo de España sino de toda Europa. 

Castilla y León puede sentirse orgullosa de tener unos pueblos y ciudades seguros para sus habitantes. Ese nivel de seguridad unido al riquísimo patrimonio cultural y natural y a la acogida que la gente de  Castilla y León dispensa a los que nos visitan, hace que nuestra tierra sea irresistible para miles de turistas.  

Al igual que la seguridad es un concepto esencial para atraer turismo también lo es para fijar y atraer a inversores capaces de generar riqueza y empleo. En definitiva, Castilla y León es un destino deseable para aquellos empresarios que busquen un marco inmejorable para iniciar su actividad. 

Estamos viviendo un intenso verano, en el que la Unidad Militar de Emergencias también ejemplifica la encomiable labor de las Fuerzas Armadas en nuestro territorio. Su apoyo a la administración regional en la lucha contra los incendios es uno de los mejores ejemplos de la operatividad de los hombres y mujeres que la componen.

Otra de las responsabilidades que, me consta, afrontan cada día con más ahínco los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado,  es la lucha contra la violencia de género. Esa auténtica lacra  contra la que luchan los equipos especializados de la Policía Nacional y la Guardia Civil y que tiene que ser una lucha en la que todos y cada uno de nosotros nos involucremos. La educación y la tolerancia cero son y seguirán siendo las más potentes de las armas contra todo tipo de  violencia, tanto la violencia machista, como también hacia los niños y ancianos. 

Para todo ello solicito hoy desde este estrado la colaboración de los medios de comunicación que nos acompañan. La información y, sobre todo, la concienciación tiene en los profesionales de la información un papel prioritario. 

Quiero terminar como empecé, no sólo poniéndome a disposición de todos ustedes sino comprometiéndome a escucharles como representantes institucionales de los diversos ámbitos de nuestra Comunidad Autónoma. Ofreciéndoles mi colaboración para servir de eje de transmisión de las políticas del Gobierno de España y, entre todos, mejorar la vida de los ciudadanos. Porque así, entre todos, conseguiremos hacer mejor a Castilla y León y a España. 

Algunos datos biográficos sobre María José Salgueiro Cortiñas

- Nació en Vivero (Lugo), está casada y tiene una hija. Es licenciada en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y realizó cursos de postgrado en la Universidad de Valladolid. 

- Es funcionaria del Cuerpo Técnico Superior de la Administración. Dentro de su actividad funcionarial prestó sus servicios como Letrada del Fondo de Garantía Salarial del Ministerio de Trabajo y de la Seguridad Social y Jefa de Servicio en la Viceconsejería de Trabajo de la Junta de Castilla y León. 

- Ha ejercitado labor docente como profesora del departamento de Derecho del Trabajo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valladolid.

- Es miembro del Consejo de Dirección de la Revista Jurídica de Castilla y León. Colaboradora en el programa de hermanamiento PHARE de pre-adhesión a la Unión Europea de Eslovaquia y socia fundadora de la Asociación Castellana y Leonesa de Relaciones Laborales. 

- Designada consejera electiva por el Pleno de las Cortes de Castilla y León, fue elegida por unanimidad primera presidenta del Consejo Consultivo de Castilla y León en el primer Pleno del Consejo celebrado el día 5 de mayo de 2003.

- Dentro del Gobierno regional, ha desempeñado los cargos de consejera de Presidencia y Administración Territorial y, en esta misma Consejería, los de secretaria general y directora general de la Función Pública, y el cargo de consejera de Cultura y Turismo. En la última legislatura ha sido viceconsejera de Administración y Gobierno del Territorio de la Consejería de la Presidencia, cargo que ocupaba hasta la fecha.

Comentarios