Los mineros encerrados abandonan su protesta tras dar visibilidad a la "triste realidad” del sector

Los mineros encerrados abandonan su protesta tras dar visibilidad a la "triste realidad” del sector

Los cuatro mineros que el pasado viernes se encerraron en las instalaciones del pozo Aurelio, en Santa Lucía de Gordón como medida de protesta por la situación en la que se encuentra el sector, y más concretamente la Hullera Vasco-Leonesa, decidieron este mediodía abandonar esta medida de protesta al entender que se había cumplido el objetivo que se perseguía, que era el de dar visibilidad a la "triste realidad" que están viviendo.

Así se lo confirmaron a los casi dos centenares de compañeros que finalizaron en este enclave la marcha que a primera hora de la mañana iniciaron en la localidad de La Robla. Esta medida de protesta ha sido la última de lo que han calificado como "un primer ciclo de movilizaciones" aunque, sin embargo, advirtieron de que abre "el camino a seguir luchando" a partir del próximo lunes, independientemente del resultado que se obtenga en las urnas.

La marcha llegó al pozo Aurelio a las 14.15 horas, donde los integrantes de esta caravana fueron recibidos con aplausos por los allí presentes y también por los mineros encerrados, asomados a la ventana de las oficinas acompañados por una pancarta en la que podía leerse 'Salvemos la mina. Salvemos los puestos de trabajo'.

Desde la ventana uno de ellos leyó un comunicado en el que dio a conocer a los allí presentes la intención de dejar este encierro, algo que para nada supone bajar los brazos, sino que se puntualizó que la intención de esta medida de presión pasaba por dar visibilidad a la situación del sector minero y eso se consideraba que se había conseguido ya que se ha hecho "oír la voz" para exigir una solución "al impago de los salarios, a los expedientes de regulación y a la quiebra del sector".

Los encerrados recordaron que durante toda esta semana han sido muchas las fuerzas políticas que se han acercado a este lugar para dar a conocer sus propuestas electorales, y a quienes han trasladado "una solución inmediata" tanto para la situación de la Hullera como del sector en general. "Este sector agoniza tras años de incumplimientos y de buenas palabras que siempre caen en saco roto" y que han llevado a recurrir "a acciones y movilizaciones en defensa de nuestros puestos de trabajo y del cumplimiento de lo firmado", lamentaron.

En relación al Plan del Carbón, denunciaron que ha sido "un cúmulo de despropósitos gestionados por parte del actual Gobierno para dar continuidad a unas políticas que, desde los años 90, pretenden disminuir la producción de carbón hasta acabar con él". A ello hay que unir "una pésima gestión empresarial" que se ha visto agravada por la "inacción" de la administración concursal que "en los momentos de vacas flacas, carga el peso del problema sobre los trabajadores", incidieron.

Por todo ello, recordaron que es momento de "poner los hechos a la altura de las palabras" porque a los mineros "nadie nunca nos ha regalado nada" y lo conseguido "ha sido gracias a décadas de sacrificios" para conseguir "trabajar y vivir en nuestras comarcas y vivir del carbón". Después de estas palabras, los cuatro mineros salieron a la puerta de las oficinas de la Hullera, donde recibieron el aplauso y los abrazos de sus compañeros, familiares y amigos.

Comentarios