La Ofrenda Floral a la Virgen de la Vega volverá a partir de la iglesia del Arrabal

La Ofrenda Floral a la Virgen de la Vega volverá a partir de la iglesia del Arrabal
Estaba previsto que, con motivo del centenario de la Fundación Rodríguez Fabrés, la procesión de la Ofrenda Floral en honor de la Virgen de la Vega partiera del templo eclesial de dicha fundación. Sin embargo, esta tradición volverá a tener como sede la Iglesia de la Santísima Trinidad (Arrabal). El motivo de la no salida desde la Fundación Vicente Rodríguez Fabrés se debe única y exclusivamente a las obras del Puente Enrique Estevan, ya que la procesión debería recorrer obligadamente el puente que por ello soporta una mayor carga de tráfico y podría provocar colapso en la ciudad (el Príncipe de Asturias).
 
Por lo tanto, la procesión de la Ofrenda Floral de la Santísima Virgen volverá a hacer salida desde la Iglesia del Arrabal ante la expectación de miles de salmantinos. La comitiva de charros caminará desde las 19:00 horas del 7 de septiembre por el casco antiguo, teniendo como testigo la Plaza Mayor, para llegar a una abarrotada Plaza de Anaya ante la majestuosidad de las Catedrales salmantinas. Así lo ha confirmado la presidenta de la Asociación del Traje Charro de Salamanca, Pilar Arévalo, que desea siga manteniéndose esta tradición animando a la participación de todos los vecinos de salamanca para acompañar a la procesión y la ofrenda a la Santísima Virgen vistiéndose de charros. De igual modo, muestra su pesar por no haberse podido hacer efectiva la petición por parte de la Fundación Rodríguez Fabrés.
 
La Virgen de la Vega es la patrona de la ciudad de Salamanca desde 1653. Cuenta la leyenda que la Virgen ayudó a los salmantinos y los defendió del asalto de las tropas que querían invadirla en 1706 durante la Guerra de Sucesión Española. La talla de esta virgen era la titular de un monasterio salmantino situado a orillas del río Tormes, perteneciente a los canónigos regulares de San Isidoro de León. Ante la ruina de esta iglesia, fue trasladada a otra y más tarde al convento de San Esteban para poder darle culto, donde permaneció de 1842 a 1904 que es cuando se instaló definitivamente en el altar mayor de la Catedral Vieja.
 
Esta preciosa talla de estilo románico data del siglo XII y se cree llegó a Salamanca procedente de Constantinopla pero no se sabe a ciencia cierta qué derroteros tomó hasta la llegada a la capital charra. De un metro de altura, labrada en madera, su imagen está realizada según el modelo bizantino de María con el niño y este con Trono. Está forrada de piezas de cobre, oro y bronce y adornada con esmaltes y rodeada por joyas y piedras preciosas engarzadas por orfebres, que fueron donadas a esta hermosa Virgen con el paso de los años por los habitantes de Salamanca.
Comentarios
Lo más