La profesión de político, por primera vez, entre las menos deseadas por los niños

La profesión de político, por primera vez, entre las menos deseadas por los niños
Los niños son fuente de conocimiento y a la vez, absorben gran cantidad de información del entorno que les rodea: el colegio, su hogar, sus amigos, los mayores, la televisión. Por tanto, no es de extrañar que estén familiarizados con términos como rescate, prima de riesgo, clase política, conciliación laboral o crisis económica. Y aunque no siempre hay concordancia entre sus ideas y la realidad, la percepción que los más pequeños tienen de la sociedad no está tan alejada de la de sus mayores.

Así se desprende de la IX edición de la Encuesta Qué quieres ser de mayor elaborada por Adecco y Fundación Adecco entre 1.700 niños con edades que van de los 4 a los 16 años, con y sin discapacidad, de toda España. Preguntados por la situación económica que atraviesa nuestro país los más pequeños son contundentes: los niños y niñas españoles castigan a la clase política al considerarla responsable de la crisis (17,3% de los encuestados) y por primera vez en todas las ediciones del estudio, la profesión de político se sitúa en el ranking de las menos deseadas por los pequeños, colocándose en sexto lugar elegida por el 4,4%.

 
Rapapolvo a los políticos

Este año, los niños españoles son más críticos que nunca con la clase política española. Un 17,3% de ellos cree que son los políticos los culpables de la crisis económica que dura ya varios años y ven como solución a la recesión un cambio de todos los políticos que hay actualmente en España (independientemente de su partido político o cargo), bajarles el sueldo, quitarles las dietas o suprimir los coches oficiales.

Más radicales son algunas respuestas como la de este madrileño de 10 años que cree que para salir de la crisis “hay que meter a todos los políticos en la cárcel” o la de esta otra niña andaluza, de la misma edad, que piensa que lo mejor es “quitar la política y así solucionamos el problema”. Más original es la proposición de una joven cántabra de 15 años que considera buena idea “contratar a espías en el Gobierno que persigan a los políticos corruptos”.

Tras las medidas referentes a la clase política, para los niños y niñas españoles la salida de la crisis pasa en segundo lugar por crear más puestos de trabajo (13,6%), mayor austeridad en el país (6,5%) y un reparto igualitario de la riqueza (6,3%) en la que no existiesen las desigualdades sociales ni económicas y todos tuviésemos el mismo dinero.

En tono anecdótico, algunos jóvenes optan por soluciones más originales a los problemas económicos de España como “fabricar más billetes”, “darle a los pobres toda la ropa que voy a tirar”, “decirle al Rey que quite la crisis”, “que todo sea gratis” o “hacer edificios sólo con la gente del paro, y así tienen trabajo”. A pesar de todas estas ideas para combatir la crisis, los más pequeños no ven cercano su fin. Así lo demuestran sus respuestas pues el 51,1% de los niños cree que la crisis no acabará hasta dentro de muchos años frente al 27,9% que piensa que será el año que viene cuando la situación mejore. Un 11,5% ve ya brotes verdes este mismo año y un 9,3% no sabe predecir cuándo se producirá el cambio de tendencia pues como asegura esta gallega de 8 años “soy muy pequeña para saber esto”. Más pesimista es un niño de 7 años residente en Andalucía que cree que la crisis “no acabará nunca”.

Futbolistas y profesoras

Y, ¿qué quieren ser los niños españoles de mayores? Las diferencias entre ambos sexos son claras y las respuestas siguen siendo similares a las anteriores ediciones de esta encuesta. Futbolistas y profesoras son las profesiones que los más jóvenes eligen un año más. Si hablamos de ellos, el 36,5% quiere desempeñar trabajos afines con el deporte, un porcentaje muy superior al del año pasado (29,8%), seguidos de los relacionados con las ciencias (13% frente al 23,6% de 2012), la seguridad pública (9,8%) y la sanidad (6,7%). En concreto, un 26,7% de los niños quiere ser futbolista, seguido a gran distancia de los que quieren ser policía (5,6%), ingeniero (5,3%), médico (4,9%) y profesor (3,9%). Se incrementa de nuevo el porcentaje de niños que quieren ser médicos, tras dos años en los que la profesión no era considerada en los diez primeros puestos del ranking.

En cambio, el 23,8% de las chicas apuesta por los trabajos relacionados con la educación y la enseñanza, porcentaje que se mantiene en valores similares a los del año pasado. En segundo lugar se sitúan las profesiones relacionadas con los animales (14,2%), que suben una posición con respecto a 2012, y los trabajos del ámbito sanitario (13,5%). El 11,7% de las pequeñas sueña con desempeñar una profesión de artista. Si atendemos a profesiones concretas, en primer lugar se encuentra la profesión de maestra, con un 23,1% (más de dos puntos porcentuales por encima del dato de 2012), seguida de veterinaria (10,7%), doctora (7,5%), peluquera (5%) y policía (3,6%), profesión esta última que por primera vez aparece tan arriba del ranking.

Comentarios
Lo más