Los empleados públicos continúan con sus protestas en la Gran Vía

Los empleados públicos continúan con sus protestas en la Gran Vía
Los trabajadores de Correos han vuelto a cortar temporalmente la circulación de vehículos en la Gran Vía un jueves más, a las nueve de la mañana, para mostrar su malestar con los recortes del Gobierno. De esta manera, los empleados públicos continúan con sus protestas en la calle un día después de la huelga general. Desde las plataformas sindicales se denuncia "que todo viene impuesto por parte de la dirección y que no cumplen los acuerdos que ellos mismos proponen". "La única previsión para la provincia de Salamanca es la de destruir empleo". En este sentido, señalan "que sólo en la oficina de Correos de Salamanca hay una previsión de eliminar quince puestos de trabajo y en la provincia otros tantos". 
 
La sección sindical del sector postal de Salamanca, una vez recibido de la Dirección de Zona II el informe de reestructuración de la Cartería de Salamanca, manifiesta su total rechazo por considerar que es abusiva y no se ajusta a la bajada real de las cargas de trabajo en la unidad. "Nuestra provincia lleva años siendo reestructurada y algunos de los distritos y circulares, que hoy pretenden reformar hace menos de un año que fueron reformadas y ajustadas sus cargas de trabajo a tiempo real, por lo que la pérdida de puestos se incrementa en el intimo año a más de treinta puestos de trabajo en toda la provincia", explican.
 
Y añaden que "gracias a esta imposición en la Cartería de Salamanca diez trabajadores se quedan en una situación muy peligrosa y le ponen en la puesta de aplicarle la movilidad funcional, sean funcionarios o laborales del mismo modo que se cargan toda la contratación que se venía realizando, tanto del personal de bolsa como el fijo discontinuo". A estos recortes le suman la amortización de puestos en el Centro de Tratamiento Provincial, prácticamente desmantelado, la carga se la llevaron a Valladolid, así como la constante amortización de puestos que llevamos padeciendo en los servicios burocratizaos de Salamanca, hoy solo quedan cuatro trabajadores.
Comentarios