Por primera vez desde 2005 no habrá manifiesto de Villalar

Por primera vez desde 2005 no habrá manifiesto de Villalar
Los partidos políticos y los agentes sociales han acordado por unanimidad realizar un llamamiento a los ciudadanos de Castilla y León para que acudan el próximo 23 de abril a Villalar de los Comuneros para celebrar el Día de la Comunidad. Ante las dificultades por la coyuntura política y económica, los negociadores decidieron renunciar a la elaboración del manifiesto y llamar a defender la Comunidad en la villa comunera.
 
Éste fue el acuerdo que salió de la primera reunión, convocada como cada año a instancia de IU, a la que acudieron representantes de PSOE, PP, UGT, CCOO, UPA, COAG y la Confederación de Asociaciones de Vecinos. La fiesta de la Comunidad en Villalar de los Comuneros está consolidada y los convocantes han decidido mantener el espíritu aunque cada organización tenga un punto de vista al entender que lo importante es la apuesta y la defensa de Castilla y León.
 
Los convocantes realizarán así un llamamiento desde la unidad y el respeto para que la ciudadanía acuda a la campa y traslade las reivindicaciones que estime oportunas desde sus posiciones ideológicas. De esta manera, por primera vez desde 2005, año en que se sumó el PP, no habrá la foto de familia en el estrado de la campa de la villa comunera, si bien esta imagen conjunta se verá el 19 de abril cuando realicen la convocatoria oficial para estar en Villalar.
 
El manifiesto de Villalar se lee el 23 de abril en la campa de la villa comunera con motivo del Día de la Comunidad. En su redacción participan, los partidos políticos (PP, PSOE e IU), sindicatos (UGT y CCOO), patronal Cecale, opas (UPA, COAG y UCCL), Consejo de la Juventud y Confederación de Asociaciones de Vecinos. El manifiesto de 2012 tuvo una complicada negociación, ya que se produjeron divergencias que casi terminan con el consenso, cuando se trató de plasmar en el texto la oposición a la reforma laboral y a las medidas de ajuste de los servicios públicos adoptadas por el Gobierno y la Junta. Al final se mantuvo el acuerdo en el último momento con una defensa de los servicios públicos básicos y la compatibilidad entre la política de austeridad para cumplir con el déficit y el crecimiento.
 
Comentarios
Lo más