Sonrisas y lágrimas en los deportes de equipo

Sonrisas y lágrimas en los deportes de equipo

El ADUS femenino lograba el ascenso a Liga Femenina 2 después de superar la campaña con una marca de 30 partidos ganados en treinta disputados. Tras una intensa fase de ascenso disputada en el pabellón Miguel de Unamuno, el conjunto universitario, de la mano de Manolo Rodríguez, lograba el ascenso. Sin embargo, la falta de presupuesto hizo que las universitarias tuviesen que renunciar a su plaza.

El resto de deportes por equipos, los conjuntos salmantinos vivieron un año muy tranquilo a excepción del Balonmano Ciudad de Salamanca, que cayó de Primera Nacional hasta Segunda; en donde compite (se encuentra en la zona alta) con el Polideportivo Bejarano.

En fútbol sala, el Don Ulpiano Albense cuajó un buen final de temporada y se mantuvo en la zona alta de la Segunda División B. Pero en verano se marchó Míchel Pena y llegó Chema Sánchez. El equipo no ha comenzado bien esta campaña pero poco a poco se va enderezando en rumbo a la zona media de la clasificación.

El Confiterías Gil se quedó cerca del ascenso a Segunda B la pasada temporada pero el conjunto confitero se muestra muy irregular en este tramo final del 2014 y está lejos del primer puesto. Y es que en Tercera División de fútbol sala, el Alhambra de Guijuelo está siendo la revelación del año. San José FS y III Columnas pelean desde su zona modesta cada partido.

También son muy guerreros los equipos salmantinos de fútbol femenino. En Segunda División se encuentra el Salamanca Fútbol Femenino. Sin pasar apuros, las de Adri Iglesias continúan formándose y acumulando experiencia en una competición muy exigente. Un peldaño más abajo, el filial del Salamanca FF y el Carbajosa juegan por disfrutar y ambos suelen estar en la zona media de la tabla.

Los que disfrutan y hacen disfrutar son los chicos del CB Tormes. Con un buen final de temporada, los charros estuvieron cerca de la zona de playoff de ascenso. El mejor fichaje fue retener al americano Simon y, además, la directiva ha hecho otro esfuerzo para traer más espectáculo en la figura del ala pívot Sam Johnson.

En Primera Nacional, el conjunto universitario siempre juega por y para disfrutar. Lejos de sumar mejores o peores resultados, todos los años compite para aumentar la diversión del baloncesto. Con el mismo objetivo se ha inscrito este año el Carbajosa Basket en la competición; aunque el inicio de los de Borja Barredo ha sido muy malo.

Y a pesar de todas las estrecheces, Salamanca continúa teniendo dos equipos de rugby. A duras penas pero con mucha ilusión, Salamanca Rugby Club y CDUS se baten el cobre cada fin de semana en Salas Bajas para disfrute de los amantes de este honorable deporte en la ciudad.

Comentarios
Lo más