Ariadna cumple 25 años con muchos avances conseguidos pero el mismo objetivo

Ariadna cumple 25 años con muchos avances conseguidos pero el mismo objetivo
La asociación se constituyó en 1992 con el objetivo de promover el bienestar y la calidad de vida de las personas afectadas por este trastorno en la ciudad de Salamanca y provincia. 25 años después, los avances son palpables y la lucha continua. Sus peticiones radican ahora en la mejora de los espacios de los que ya disponen, para lo que necesitan la ayuda de las instituciones

Pasito a pasito, como dice la canción de moda, ya son 25 años velando por los derechos de una sociedad más justa e igualitaria en la que las personas afectadas por el Trastorno del Espectro del Autismo no vean truncadas sus opciones de conseguir una vida lo más fácil posible. Desde 1992 lleva la Asociación Ariadna intentando y consiguiendo derribar esos muros que, a martillazos, también acaban cayendo.

En la actualidad, la asociación cuenta con dos centros para su labor y con grandes profesionales especializados. Estos son el Centro Concertado de Educación Especial La Cañada, sito en la calle La Moral y el Centro de Día Los Cedros, en la calle Juan de Garay, preparado para cualquier grado de dependencia y disponible para los afectados por el trastorno que ya no se encuentran en edad escolar.

Aquí son más de 50 las personas que reciben el tratamiento de los profesionales de la Asociación Ariadna que, además, también asesoran de manera externa a aquellos que requieran de su ayuda. Incluso reciben en sus terapias a niños y niñas con otro tipo de discapacidades, a pesar de su especificidad, siempre que puedan ayudar.

De esta manera, sus reivindicaciones actuales pasan por mejorar los espacios de los que disponen. Les gustaría agrandar el Centro de Día y hacer accesible el Colegio Concertado para poder así realizar ahí ciertas terapias que de otra manera no pueden realizar. Estos, sin embargo, son cesiones de las instituciones que, a pesar de las reuniones, no responden de momento a las peticiones.

Todo ello pensado para que las personas con TEA puedan desarrollarse de la mejor manera posible. Sin especificidad, el tratamiento no puede ser igual y para que esto se consiga, se necesitan varios profesionales que atiendan a cada uno lo que, a su vez, provoca que se requiera más espacio.

Actuaciones de Ariadna

Entre los servicios que ofrece la asociación se encuentran una gran cantidad de ellos pensados para la persona que sufre autismo y su familia. De hecho, cuenta con atención temprana, valoración y orientación diagnóstica y asesoramiento, apoyo y formación a las familias, que se hace en el propio hogar para poder actuar in situ y ver las necesidades de cada uno.

También se encuentra la atención educativa, el propio Centro de Día, así como la orientación vocacional, intermediación laboral y promoción de la vida activa. Por otro lado, hay intervenciones desde el ámbito logopédico, psicológico y pedagógico, que también están presentes en el llamado Servicio de promoción de la autonomía personal, centro a través de cuatro puntos como la habilitación y terapia ocupacional, la estimulación cognitiva, la promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional y la habilitación psicosocial. En estas, la segunda y la tercera se realizan de manera individual.

Para las familias, además, cuentan con servicio de conciliación familiar y promoción del descanso familiar, sensibilización, representación, promoción y defensa de los derechos, así como formación a profesionales y servicio de voluntariado. Mientras que también para los niños y niñas con autismo, se cuenta con un servicio de deporte, ocio y tiempo libre en el que también aprenden a relacionarse con el medio.

De hecho, esta es una de las principales actuaciones de Ariadna. Siempre intentan dar paseos, realizar excursiones o ver exposiciones para que los sufridores de TEA puedan introducirse al mundo natural. Eso sí, siempre con la misma metodología educadora de pasito a pasito y recompensa.

Empleo

Otra de las aristas de Ariadna es la firma de convenios y acuerdos para conseguir que se reduzca el porcentaje de parados entre los que sufren autismo. Este se sitúa en un grado muy alto a nivel estatal, en torno al 75%. Este hecho, sin embargo, no es algo que ocurra en Salamanca, donde Ariadna ha conseguido que varios de sus alumnos hayan encontrado una oportunidad.

Cuentan, de hecho, con el Programa de Itinerarios Laborales, con la Gerencia de Servicios Sociales, y se colabora con el INICO de manera que uno de ellos realiza prácticas laborales en la Facultad de Psicología, actualmente en el servicio de mantenimiento.

Fuera de ahí, también en una frutería de reponedor, en Tina en la calle Campoamor, por donde ya han pasado tres chicos, así como en la biblioteca Torrente Ballester, en la que colocan los libros que se prestan y devuelven. En el Centro Ave María, por otro lado, todas las semanas colaboran ordenando y realizando diferentes laborales, así como en el servicio de lavandería del propio colegio.

Esto, que es una ventaja para los propios alumnos y sociedad, sin embargo, supone un gasto amplio para la asociación, ya que siempre deben ir acompañados de un profesional. A pesar de ello, “les merece un montón la pena. Salen muy motivados y se les nota”, confirman desde la asociación.

Comentarios
Lo más