La Catedral Nueva acoge una réplica a gran escala en piedra de Villamayor

La Catedral Nueva acoge una réplica a gran escala en piedra de Villamayor
Tras el traslado de la escultura que reproduce la seo de Salamanca, llevada por orden del Ayuntamiento desde el Convento de las Claras a la Catedral Nueva, han estado trabajando en el montaje de las cientos de piezas desde la semana pasada y ya queda expuesta en la propia Catedral. El principal precursor de este proyecto es Honorio Astudillo, especialista en tallado en piedra y dibujo en la Escuela de Artes y oficios. Por otra parte, ha trabajado como restaurador en casi todos los monumentos de la ciudad, incluida dicha réplica. El proyecto le ha llevado nueve años de trabajo al artista, pues su creación tuvo lugar en el año 1982 hasta el 1991, desde entonces ha sido expuesta en varios espacios de Salamanca hasta acabar en el convento de Las Claras. 

El artista explica que el monumento está compuesto de más de trescientas piezas y el material de cada una de ellas es puramente piedra franca de las canteras de Villamayor, justamente de los mismos materiales que forman la construcción de la Catedral de Salamanca. La obra se ha colocado sobre una peana de madera de 85 centímetros de altura y doce metros cuadrados que ya se encuentra en la Catedral y que ha realizado el Servicio de Mantenimiento del Ayuntamiento de Salamanca de forma expresa para la talla. 

 
Honorio Astudillo Sánchez nació en Salamanca. Realizó estudios de modelado y vaciado, talla en piedra y dibujo en la Escuela de Artes y oficios; fueron sus profesores Damián Villar, Alfredo Sánchez y Manuel Gracia. Lleva toda la vida trabajando la piedra, destacando en su tallado artístico. Además, ha trabajado como restaurador en prácticamente todos los monumentos de la ciudad. Entre las reproducciones en las que ha trabajo Astudillo se encuentran varias iglesias salmantinas como la de San Marcos, Santo Tomás Cantuariense, San Juan Bautista y San Cristóbal.
Comentarios
Lo más