Castilla y León, a la cabeza de las comunidades en cuanto a aplicación de la ley de dependencia

Castilla y León, a la cabeza de las comunidades en cuanto a aplicación de la ley de dependencia
La aplicación del derecho de acceso a las prestaciones y servicios asociados a la dependencia depende en gran medida del territorio de residencia. En este sentido, Castilla y León ha sido seleccionada para formar parte de la Comisión Nacional para el Análisis de la situación del Sistema de la Dependencia, conformada esta semana en Madrid

Según el dictamen realizado por el Observatorio de la Asociación Estatal de gerentes de Servicios Sociales, la evolución general y los datos actuales presentados en su informe como un todo en el territorio del Estado, poseen importantes diferencias entre comunidades autónomas . “El problema de las diferentes velocidades en asumir la lista de espera, los problemas acumulados o la cobertura diferenciada suponen, finalmente, que las personas dependientes ejercen o no sus derechos en función del territorio de residencia”, concluye.

Las comunidades con atención prácticamente plena son Castilla y León y Ceuta y Melilla. Estos territorios han logrado con su avance que la lista de espera esté ya recudida prácticamente a la gestión normal de altas y bajas sin acumulados. Se aprecia el avance especialmente en Castilla y León de los últimos años.

Las comunidades que han avanzado positivamente aún tienen listas de espera abultadas pero la tendencia, especialmente desde la atención a los moderados en julio de 2015, es positiva. Se trata de Asturias, Baleares, Galicia, Madrid, Murcia y Valencia. Sobre esta última el informe destaca que por fin parece iniciar un camino de recuperación que será muy duro considerando los años de desidia que se han visto reflejados en los resultados de todos los dictámenes anteriores.

Por otro lado, las comunidades que se estancan o que tienen una absorción muy lenta. Resulta muy preocupante que parecen haber llegado a un punto en el que no pueden absorber la lista de espera a base de incrementar atenciones al ritmo necesario considerando el camino que les queda por recorrer. Hablamos de Aragón, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja. 

Por último, las Comunidades en situación crítica. Se trata de territorios donde el actual ritmo de atenciones o bien disminuye, como en el caso de Cataluña, o bien es claramente insuficiente como para absorber el inmenso 'limbo' de la dependencia que tienen por delante, como el caso de Andalucía. En ambos casos, el volumen de las cifras afecta enormemente a los datos a nivel nacional. El informe considera que se podría decir que se trata de comunidades 'sistémicas', ya que ambas suman el 42% de los dependientes reconocidos y el 56% de personas desatendidas. 

Castilla y León, un ejemplo

Precisamente esta semana, Castilla y León ha sido seleccionada para formar parte de la Comisión Nacional para el Análisis de la situación del Sistema de la Dependencia, conformada en Madrid. Durante la reunión, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Alicia García, recordó que, por un lado, Castilla y León trabajó desde el primer momento por la implantación de esta Ley y durante estos años ha hecho un importante esfuerzo para cumplir con sus previsiones. Por otro lado, también recordó que desde el primer momento fue una Comunidad crítica con la financiación prevista, al ser conscientes de que nacía mal financiada, situación que posteriormente se agravó con la crisis. 

A pesar de ello, la consejera certificó que la voluntad política siempre fue garantizar los derechos de las personas y buena muestra de ello ha sido la incorporación total de Grado I, siendo la primera Comunidad en España que ha alcanzado así la plena atención a la dependencia.

 

 

Comentarios
Lo más