La XIX Subida Charra se verá afectada por los recortes

La XIX Subida Charra se verá afectada por los recortes
La Subida Charra comenzó su andadura en el año 1981, siendo organizada por la Escudería Charra-Jayber, en Candelario, promoviendo la subida a la plataforma hasta el año 1990, año en el que por motivos de seguridad por el deficiente estado de la carretera se interrumpió. La iniciativa se retomó en 2004 con los mismos promotores y con el nombre de Escudería Ordemots, ahora: Escudería Charra Ordemots.

La novedad consistía en trasladar la anterior subida a Candelario a la nueva carretera que ascendía a la estación de esquí de La Covatilla, que reunía las condiciones idóneas para este deporte, tomado el nombre: ‘Gran Premio Diputación’ por el apoyo, tanto logístico como económico, obtenido de esta institución. Durante estos años han participado en esta prueba los mejores pilotos de España, tanto en la modalidad de turismos como de monoplazas.

Pilotos como Andrés Vilariño, multicampeón de Europa y de España, José Antonio López Fomobona, multicampeón de España, Antonio Nogueira, multicampeón de Portugal (todos en especialidad de montaña), Silvio Fernández, Javier Arias, Juan José Abia, Víctor Abraham, Adolfo Posadas, Monchu, Angel Candas, César Tome, Eduardo Noriego y Sergio Díaz, entre otros. Los vehículos participantes son turismos y monoplazas que participan en distintas categorías y grupos, con clasificaciones independientes y una scracht de monoplazas y otra de turismos (por cilindradas). 

Desde 2004 distintas instituciones han colaborado estrechamente con esta prueba deportiva: Junta de Castilla y León, Diputación Provincial de Salamanca, Ayuntamiento de Béjar, Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Museo de Historia de la Automoción de Salamanca en el año 2004-2005 y ahora, en el año 2012, Cruz Roja Española, así como numerosos sponsors privados y marcas de automóviles (Renault, Audi, Honda, Jaguar, Ssayong, Ford, Mercedes, Volvo, Motos Dakar…) que han sido destacadas por su colaboración ahora que “la Diputación por motivos económicos no da dinero, al igual que el Ayuntamiento de Béjar. Este año todo se hará el sábado, todo en un día para abaratarlo, por lo que terminará con los trofeos sobre las 20:30 horas en la Plaza de Santa Teresa en Béjar”.

Han recordado que organizaciones y pilotos son los que han soportado las pruebas. Les exigían 6000 euros para que la prueba fuera al Campeonato de España y que el seguro se tramitase sólo con su compañía (lo que les supondría el doble de gasto). “La Federación te impone unos precios por coche de unos 3.000 euros por día. Además, antes cualquier comisario, juez, podía hacerse cargo del evento; ahora imponen comisarios y jueces de turno, lo que encarece la prueba”. Según han dicho los recortes también influyen en los participantes, quienes seleccionan más el campeonato en el que competir, al no poder asistir a varios por motivos económicos.

 
Así lo han expresado el delegado de la Federación y Jaime Briz, Presidente de la Escudería Charra, quienes dicen contar con un 70% menos de presupuesto por parte de la Junta. Por ello este año tampoco habrá premios en metálico: “Siempre hemos dado 3000 o 4000 euros, pero ya no hay dinero para premios”. Agradecen la colaboración del Museo y esperan que continúe con su colaboración durante muchos años. También han mostrado su agradecimiento a los medios de comunicación por colaborar en la divulgación de esta Subida Charra.

Han pedido a los medios que informen de zonas sin vallar, ya que “en 5 km es imposible que todo esté vallado. Hay que ponerse en sitios elevados y alejados de la carretera e incidir en la importancia del material de seguridad. También hay coches que en sus inicios están hechos para correr de día y estarán muy limitados en cuestiones de visibilidad”.

 

Finalmente dicen seguir con la ilusión del año 1981, adaptándose a las condiciones económicas del momento, sustituyendo un presupuesto menor y con más ganas de trabajar por el éxito de esta prueba clásica en el calendario automovilístico español. 
Comentarios
Lo más