Los Absurdos Teatro representaron en el Liceo la obra 'Manténgase a la espera'

Los Absurdos Teatro representaron en el Liceo la obra 'Manténgase a la espera'

La compañía Los Absurdos Teatro representaron este viernes en el Liceo la comedia “Manténgase a la espera”, una obra basada en la experiencia, la desesperación y la constatación de una realidad incontestable: darse de baja en una compañía telefónica es todo un reto al alcance de muy pocos.

Esta obra, escrita y dirigida por Alfonso Mendiguchía, será interpretada por Patricia Estremera, Jorge Gonzalo y Alfonso Mendiguchía. Tal como describen los integrantes de esta compañía “si Hitchcock levantara la cabeza, sin duda dedicaría una película a este fenómeno paranormal de nuestro tiempo. Es más, dedicaría toda una serie al mundo de los inquietantes operadores móviles. No nos cabe la menor duda. Pero como, según todos los indicios razonables, es bastante difícil que el hombre levante la cabeza, nos hemos adelantado creando este espectáculo”.

Da igual el motivo, las circunstancias y todos los argumentos de peso que esgriman: los operadores móviles disponen de todo un ejército de agentes del mal, ávidos, sin escrúpulos, precisos como un reloj suizo, adiestrados con las técnicas militares de las SS. Fuerzas de élite diseñadas para aguantar insultos, vejaciones, improperios y muchas horas con el auricular puesto. No traten de ponerse en contacto con ellos, siempre están ocupados, pero si dan un paso en falso, ellos les encontrarán.

La compañía: Los Absurdos Teatro

Nace a principios de 2010 con su primer montaje ‘Desnudo, nadie es perfecto’, pre-estrenado en Madrid y estrenado oficialmente en el teatro Zorrilla de Valladolid. Desde entonces este montaje lleva ya cerca de 400 funciones. Desde este primer montaje se ponen los cimientos de lo que será la compañía y sus líneas básicas: teatro de humor pero hecho muy en serio.

Su idea es desenfocar la realidad a través del absurdo para llegar a los cimientos de este mundo en el que nos ha tocado vivir. Abordar los problemas que ven desde un punto crítico, muy coherente, pero siempre desde el ángulo del humor. Atacar la locura cotidiana, en la que nos vemos envueltos, para desenmascararla desde dentro y siempre huyendo de moralinas aberrantes Todo esto a través de un sello muy propio que se sustenta en textos propios y una puesta en escena limpia y precisa.

Comentarios
Lo más