Venancio Blanco, otra vez eterno en su pueblo

Venancio Blanco, otra vez eterno en su pueblo

Matilla de los Caños del Río tiene desde el pasado fin de semana un nuevo atractivo. Se trata del busto de Venancio Blanco, que luce ya junto al museo escuela de la localidad. 

Obra del artista peñarandino Maikel Alfayate -que residió una temporada en Matilla-, es su forma de homenajear a uno de sus escultores de referencia. El busto está realizado en resina de poliéster a la que se le aplicó una pátina amarfilada.

Los ojos pétreos de Venancio mirarán para siempre su pueblo sobre el tronco de una encina, que sirve como base para esta peculiar pieza.

Comentarios
Lo más