El Hospitalet acaba con el sueño del Guijuelo

El Hospitalet acaba con el sueño del Guijuelo
Ficha

Guijuelo: Garabato,Antonio Moreno (Garban, min. 78), Razvan, Yeray, Jonathan, Javi Moreno, Gonzalo, Valero (Néstor Gordillo, min. 21 (Ramiro, mi. 64)), Carreño, Chuchi y Raúl Ruiz.

L´Hospitalet: Oliver, Peque, Valentín, Aleix, Agus, Alcaraz, Haro, Ivan Carril (Álex, min. 46), Nano, Morgado (Bueno, min. 60) y Joel (Eric, min. 73).

Goles. 0-1, min. 7: Agus.

Árbitro: Fernández Fernández, amonestó al local Chuchi y a los visitantes Aleix, Iván Carril y Peque.

Incidencias: en torno a mil espectadores en el Municipal de Guijuelo.

La aventura del Guijuelo en la Copa del Rey no duró mucho, algo más de hora y media, en la que los de Fernando Estévez no pudieron realizar el buen juego al que están habituando a sus seguidores esta temporada. Los salmantinos querían soñar con equipos de talla mundial en el horizonte, pero el Hospitalet no les dejó jugando el partido que querían desde el principio.

Los locales pagaron la novatada en sus primeros minutos en la competición, y su rival, mucho más experimentado, lo aprovechó. Nada más comenzar el encuentro Nano disfrutaba de una clara ocasión, aunque enviaba el balón por encima del larguero tras una internada desde la banda izquierda. Minutos después no tuvo tanta suerte el Guijuelo, y un saque de esquina que nadie logró despejar lo introducía en la portería Agus.

El gol en contra espoleó al equipo que dirige Fernando Estévez, que al menos comenzó a dominar el balón, aunque sin prácticamente profundidad. El Hospitalet defendía bien, y además frenaba el partido con numerosas faltas, una de las cuales dejó a los locales sin Valero, algo que por momentos calentó en exceso el partido. Solo un duro disparo de Razvan hizo trabajar al guardameta Óliver, que no pudo blocar de primeras, mientras que los catalanes no llegaron más hasta el descanso, aunque el encuentro daba otras sensaciones por la inseguridad en algunas jugadas de Garabato.

Tras el descanso la dinámica se intensificó, y la posesión del Guijuelo siguió aumentando, mientras que el Hospitalet esperaba un contragolpe con el que matar el partido, como pudo ser una llegada en la que Morgado remató fuera. A los locales les faltaba clarividencia en los últimos metros, sobre todo por el gran número de jugadores catalanes que les esperaban en ellos, pese a que Razvan y Raúl Ruiz lo intentaban con esmero. Sin embargo todos los disparos eran desde fuera del área, y Óliver no dudaba a la hora de atajarlos.

Así pasaban los minutos, y el equipo salmantino cada vez asediaba más la portería visitante, aunque la épica era esquiva a un Municipal bajo un gran diluvio. La aventura guijuelense cada vez tenía menos vida, y aunque el Hospitalet no supo rematarla a base de contragolpes, llegó a su fin con el pitido del árbitro.

Comentarios
Lo más